La Defensoría de los Habitantes fue creada por la Ley 7423, que lleva el mismo nombre de la institución y es un órgano auxiliar de la Asamblea Legislativa. Sin embargo, al igual que la Contraloría General de la República, goza de independencia funcional, administrativa y de criterio.

Según las responsabilidades que le confiere la ley, la Defensoría se encarga de “proteger los derechos y los intereses de los habitantes”. Vela también porque el funcionamiento del sector público se ajuste a la moral, la justicia, la Constitución Política, las leyes, los convenios, los tratados, los pactos suscritos por el Gobierno y los principios generales del Derecho.

Desde marzo Montserrat Solano Carboni dejó vacante la plaza de mayor jerarquía dentro de la institución, y hasta hace un par de semanas la Comisión de Nombramientos eligió la terna para sugerir al Plenario Legislativo la persona que habrá de sustituir a Solano Carboni.

La terna, aunque apelada, está conformada por tres mujeres: Tatiana Mor...