1.

Incertidumbre

— Este sábado 6 de junio se cumplen tres meses del primer caso confirmado de COVID-19 en Costa Rica. Nadie ha logrado escapar a los efectos de la pandemia. Nadie. Incluso quienes están en la posición de privilegio de no ver su sustento amenazado. El ambiente tenso y áspero se percibe en todas nuestras dinámicas sociales (las que nos quedan), ni hablar de nuestro trato en redes, todavía más agresivo que de costumbre.

— Estamos abrumados, estresados, saturados de información, tratando de equilibrar la responsabilidad de mantenernos al tanto con la necesidad de cuidar y proteger nuestra salud mental, de darnos un respiro. Hablamos de “cuando pase la pandemia” teniendo clarísimo que nadie sabe, a ciencia cierta, cuándo pasará. Y ese es otro golpe seco en el estómago que sobrellevamos día a día.

— Mientras tanto, la espera. Y cada mediodía: la data. Y después, las interpretaciones, la especulación, la duda, las teorías de conspiración. Para la ciudadanía es desgastante. Pa...