En febrero de 2016, luego de una reunión entre representantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Consejo Presidencial Económico de Costa Rica, el organismo internacional recomendó a nuestro país hacer análisis económico desde la perspectiva social.

En el marco de las negociaciones para que Costa Rica forme parte de la OCDE, la evaluación económica que hizo este organismo a nuestro país dejó claro lo que ya algunas personas saben: Costa Rica es un país muy desigual.

Dicha evaluación, que es del 2016, llama la atención en que los ingresos se concentran cada vez más. El 10% de los hogares más ricos gana 32 veces más que el 10% de los hogares más pobres.

Así las cosas, no es que no haya dinero, es que se concentra en pocas manos, y ¿por qué?, ¿Por qué no puede haber un crecimiento equilibrado, donde haya un balance entre la necesidades económicas y sociales?

En palabras políticamente más correctas es lo que la OCDE puso sobre la mesa. Entonces. Co...