Una serie de acciones y omisiones de la Procuraduría de la Ética Pública en la investigación contra el expresidente de la República, Luis Guillermo Solís, por el caso del cementazo tienen molestos a los diputados de la oposición.

Las pesquisas que ha realizado la Comisión Especial Investigadora del manejo que se le dio en el Congreso al documento de la PEP, que notificaba la desestimación de la causa contra el exmandatario, apuntan a que los yerros iniciaron desde el momento en que la Procuraduría empezó a estudiar el caso.

A la fecha, los diputados han detectado siete hechos y actitudes cuestionables:

1. El Procurador de la Ética investigó "conjuntamente"

Aunque no lo hizo en ninguno de los otros casos, el ahora ex procurador de la Ética Pública, Ronald Víquez, formó parte de la investigación contra el expresidente, pese a que esta fue encargada a Tatiana Gutiérrez, ahora procuradora de la Ética a.i.

Si bien se trata de una decisión dentro del marco de sus competencias, para los diput...