Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Ante la difícil captación de recursos en el mercado nacional y sumándole el problema de liquidez presente en el Gobierno Central, se ha convocado en periodo de sesiones extraordinarias el expediente 20.535 “Ley para el uso de Mecanismos de Financiamiento en el Mercado Internacional” para su discusión y modificación en la Asamblea Legislativa. Este proyecto busca la aprobación del Congreso para que el gobierno pueda contraer deuda soberana mediante los famosos “eurobonos” por un monto de $6.000 millones de dólares, un equivalente cercano al 10% del PIB, suma importante para el país.

¿Por qué nos endeudamos más, si ya se aprobó una reforma fiscal?

La razón de este endeudamiento es la poca inmediatez de la Ley 9635 “Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, sin embargo, los compromisos no esperan, siguen existiendo los gastos como transferencias, salarios y pago de deuda por parte del gobierno y hay que hacerles frente a estos. Asimismo, se busca liberar las presiones existentes en las tasas de interés, esto buscando mejores condiciones de plazo como de precios de los préstamos.

Por otro lado, la calificadora de riesgo Moody's brinda un informe en el que bajan la calificación de Ba2 a B1 y dan una perspectiva negativa para los próximos años. Esto nos generará un impacto negativo en el precio que pagaremos por la deuda ya mencionada, ya que inversionistas y organizaciones internacionales interpretan con un mayor riesgo estos préstamos que buscará Hacienda.

Como esta rebaja en la calificación de riesgo, existen otros factores que envían señales e impactan en el financiamiento externo e interno, como es la utilización de mecanismos como las Letras del Tesoro utilizadas recientemente y las misma que posiblemente se utilizarán en el mes de enero si no se llega a recaudar lo suficiente para cubrir las necesidades nacionales.

La situación después de la aprobación del plan fiscal, sigue siendo complicada, la petición del Ministerio de Hacienda para la emisión de eurobonos no puede representar un cheque en blanco para el gobierno y el endeudamiento debe de ser la última instancia, debemos exigir y promover en primera instancia una disminución del gasto, eliminación de plazas duplicadas e instituciones innecesarias, regulando los salarios y las pensiones en el sector público así como mejora en la recaudación de impuestos y mas controles contra la evasión fiscal

Por otro lado, se debe promover la reactivación económica mediante disminución de la burocracia, costos de empleabilidad, costos de producción, costo del dinero y demás barreras que limiten el crecimiento económico. Necesitamos la comprobación de los cambios que genera la reforma fiscal, por eso desde la Fracción Unidad, promovemos un endeudamiento gradual, que se dé año con año y no se obtengan los recursos totales de primera instancia, esto para mantener un control de las políticas ya aprobadas y así fiscalizar el uso eficiente de los recursos que nos prestan.

Como diputada sé la necesidad que tiene el país por un financiamiento externo, sin embargo, no me cansaré de exigir un uso eficiente de los recursos públicos y que este endeudamiento no llegue a perjudicarnos en el futuro, especialmente para que no se haga más grande la bola de nieve que ya tenemos encima.