— Sobre el gol de Viales la diputada oficialista Laura Guido escribió: “No hay afrenta más sería contra las personas desposeídas de este país que la de un Estado que no tiene la posibilidad material de atenderles. Eliminar 1% de canasta básica deja al Estado 65 mil millones de colones más limitado para responder”.

— La diputada Paola Vega, también del PAC, dijo: “Lo que hoy se hizo con la propuesta fiscal es lamentable. Las “buenas” intenciones sin sustento técnico pueden terminar en errores garrafales. Hoy se debilitó el IVA favoreciendo a grandes evasores y se disminuyó significatimente el potencial de recaudación estimada. ¿Y saben a quien afecta un Estado pobre y débil? ¡A las personas pobres que dicen haber defendido! Ojalá podamos enmendar. Legislar va más allá de quedar bien con populismo, implica tomar decisiones técnicas que garanticen bienestar”.

— Que ambas estén a favor de la iniciativa que ayer tocó fondo podría no sorprender por sus color político, así que consulté a uno de mis economistas de confianza, Juan Carlos Cerdas, quien me dijo:

“El objetivo de migrar a un impuesto de valor agregado es aumentar los ingresos del Gobierno al gravar las ventas de los productos a lo largo de las etapas de producción. Esto además ayuda a Hacienda a combatir la evasión, al realizar un control cruzado de lo reportan las empresas en facturas. Exonerar el IVA a la canasta básica es una medida cortoplacista y politiquera, que debilita la recaudación pública y perjudica los márgenes de los productores ya que estos no van a poder trasladar el aumento en los costos al consumidor final.

Frente Amplio y Restauración Nacional se opusieron desde un inicio bajo el argumento de que están defendiendo a las personas de menor ingreso, pero parecía que Liberación había logrado un acuerdo con el Gobierno. La decisión del diputado Viales sorprende a todos porque se justifica con una "carencia de un programa de reembolsos", cuando ayer había votado en contra de la moción. Si esa era la verdadera razón, ¡la hubiera presentado desde un inicio!

Lo irónico al final de todo es que las familias de menores ingresos tienen mayor dependencia de ayudas y programas sociales, los cuales a su vez dependen de una mayor recaudación pública...”.

— Para conocer la visión del Frente Amplio me acerqué al despacho de Villalta y conversé con su asesor, el economista Jonathan Acuña, quien me dijo lo siguiente:

“Gravar la canasta básica con IVA aumenta la regresividad del impuesto según demostró un reciente estudio del IICE-UCR. Los hogares más pobres se verían obligados a dedicar una mayor proporción de sus ingresos a pagar el IVA. Además, la exención aprobada no genera un efecto de reducción de márgenes de utilidad sobre productores de bienes o servicios de la canasta básica ni generará un efecto cascada aumentando los precios. No tiene estos efectos porque la exención aprobada aplica tanto para los productos finales como para todos los insumos que formen parte de la cadena de producción de esos bienes y servicios de la canasta básica. Por otro lado no es cierto que Hacienda no pierde 60 mil millones con la exención a las canasta básica simplemente porque hoy no los recauda precisamente porque esa canasta está exenta. Lo que hay es una reducción de los ingresos estimados con el texto sustitutivo. Eso sí. Pero esos ingresos pueden compensarse con medidas que están presentadas como mociones. Hay otras vías posibles con el mismo efecto recaudatorio y sin el efecto negativo de la afectación a los hogares más vulnerables. Por último: una discusión fiscal profunda no puede limitarse al impacto fiscal puro (tampoco omitirlo). Debe considerar también el impacto sobre los derechos económicos, sociales y culturales, como ha resaltado recientemente la CIDH”.

— ¿Ustedes qué piensan? ¿Están a favor o en contra? Esta noche leeré en vivo la mejor explicación que reciba a mi correo diego@delfino.cr durante el día. Pero hay truco: cuando digo la mejor quiero decir la que más gente pueda entender. Y la que no tenga carga emocional. Ni política. Caramba. ¿Existe tal cosa? Ya lo veremos. ¡Feliz jueves!

Esta nota es parte del Reporte El fantasma de Crucitas toca la puerta de Arias del 23 de agosto del 2018.