Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Quiero empezar por agradecer a todas las personas que vieron el video, no tengo palabras para describir todo lo que ha pasado en cuestión de 2-3 días. En este artículo me gustaría darle seguimiento a varios temas que algunas personas me pidieron abordara, particularmente la intolerancia que viene creciendo en ambos bandos de esta contienda electoral.

En el video procuré explicar que no es correcto asumir que la gente que votó por A o por B es ignorante. Creo que ese punto hizo eco: me llenó de mucha ilusión recibir tantos mensajes de apoyo de parte de distintas personas que comparten conmigo la visión de que si queremos hablar de Costa Rica no solo se trata de pensar diferente, sino de actuar. Ahí es donde radica el verdadero cambio y esa es la forma de salir de la burbuja a la que aludí.

Reforma educativa

Es necesario evaluar y reestructurar nuestro sistema educativo. Lamentablemente este es un proceso de reforma social que conlleva muchos años... no podemos pretender que eso pase en los dos meses previos a una elección. Para ponerles algunos ejemplos de por qué es imperativo reformar la educación no hay que ir muy lejos: sabemos que nuestra economía ha desarrollado una fuerte dependencia del turismo pero el inglés en los colegios públicos sigue siendo precario: un 40% de los estudiantes en los coles de nuestra zona del Pacífico Central, no logró pasar bachillerato a la primera en 2017.

No sé ustedes, pero para mí eso es preocupante. Muchos de esos muchachos llegan a los hoteles, restaurantes y comercios a pedir trabajo y se encuentran con la pared del inglés, de las argollas, de la experiencia o de la falta de un título. Eso sin mencionar la posibilidad de que no hayan recibido alguna educación sexual y por ende tengan ya uno o dos hijos para cuando se gradúan, lo que naturalmente dificulta mucho más su situación.

El elitismo no resuelve nada

El error más grande que han cometido los profesionales de mi generación y la que me antecede es creer que son superiores y mirar a las personas menos preparadas hacia abajo; yo mismo he pecado de soberbio muchas veces. Pero así no funciona la cosa y eso es justamente lo que he querido explicar...  no podemos predicar la igualdad en materia de derechos humanos mientras nos apoyamos en discursos elitistas. Si se sigue hablando de informar como si se tratara de venir a educar monos o chiquitos, pues... no avanzamos. Lo primero que se consigue con esos mensajes y publicaciones es chocar y las puertas se cierran antes de establecer sanos mecanismos para exponer la información a la ciudadanía. Necesitamos entendernos, y eso nos incluye a todos por igual.

Muchos desde el Valle Central se quejan de que la gente con menor nivel educativo podría haberse informado y leer un poquito más. Pero les aseguro que muchas de esas personas con costos usan el celular, para mejor ejemplo mi papá anteayer se abrió su Facebook y apenas esta aprendiendo a usarlo. Estas personas difícilmente tienen el tiempo de sentarse a leer en una computadora un plan de gobierno. La verdad es que sentarse a leer un documento de esa extensión para muchos de ellos es sacrificar su rato libre, su rato con la familia y de distraerse en Facebook para salir un rato de la estresante y a veces pesada rutina diaria que ya de por sí tienen. Y sí: muchas veces ese vacío informativo lo llenan en las congregaciones, pero no por eso debemos asumir que todo lo que se dice ahí es mentira o basura.

El papel de los medios de comunicación

La mayor parte de la prensa se ha dedicado a echar leña a la hoguera tratando de atacar un lado u otro de acuerdo a sus intereses, creando conflictos entre los lectores y aumentando sus “views”, “shares” y reacciones. Vivimos manejados por información de medios débiles y pendejos. Delfino lo dijo en su video en vivo, en muchos países los sistemas son más maduros y los medios exponen sus intereses de una vez para eliminar las falsas expectativas de sus lectores.

Diálogo y consenso

Hay que buscar soluciones intermedias, la cantidad de fanáticos en cada uno de los bandos (porque los hay en los dos lados) a veces evita que se puedan abrir esos canales de diálogo. Pero es vital que lo hagamos: ojalá desde hoy para que no nos agarre tarde, al fin y al cabo alguno de esos dos Alvarado va a llegar a gobernar. Es un error pensar que Carlos es la única opción o que Fabricio es la única opción. ¿Para usted una de las dos es la más viable en su opinión y criterio? Sí, claro pero muchos otros piensan lo contrario y también tienen sus motivos: así son las elecciones y así es la democracia.

Como dije en el video creo que debemos generar canales de diálogo con los diputados que ya están electos por todos los partidos. Y ¿por qué no?, podríamos pensar en una reunión con ambos candidatos para poder conciliar puntos intermedios que nos permitan sentarnos a debatir y construir propuestas que puedan beneficiarnos a todos y traer más tranquilidad a nuestro país en materia económica, de derechos humanos, educación y desarrollo. A como estamos ahorita, la presión y el estrés.

El panorama actual es inquietante. Muchos sentimos que estamos a punto de que la situación se salga de control pues desde las dos aceras hay un creciente irrespeto. A pesar del "costo político" de mostrar "debilidad" cada uno de los candidatos, como líderes que son, deberían ayudar a poner orden. Les aseguro que si esto no llega a ordenarse, si a la gente no se le frena su fanatismo desmedido (repito: en ambos bandos), esto puede desembocar en cada vez más intolerancia, y en instancias más graves, hasta con violencia. Para ejemplo claro, vean el caso de Krizz Solano que trascendió la semana pasada. Una vez que lleguemos a brotes de violencia esto no hará más que escalar, polarizarse más de lo que ya está y alcanzar un punto donde habrá derramamiento de sangre. Por favor, no lleguemos a eso.

Basta de discursos de odio

En momentos como este ninguno de los dos lados debe tolerar ni incentivar abuso alguno ni discursos de odio que nada construyen. Algunos siguen viviendo en la Luna, ¡la palabra burbuja se queda corta! Debemos enfocarnos en construir propuestas. Todos estos discursos bonitos, las fotos de todas las distintas familias, los ideales de una sociedad más justa y equitativa no pasan muchas veces del papel, de ser una simbología muy bonita... No podemos hablar de derechos humanos e igualdad cuando aun:

  • Siguen existiendo más iglesias que colegios en muchos lugares.
  • Una de cada cinco personas es pobre en nuestro país (según datos de líneas de pobreza que a veces se alejan de realidad).
  • Seguimos diciendo que la gente que voto por X candidato es ignorante o maleducada.

Muchos ponen de ejemplo sociedades desarrolladas en Europa o en Norteamérica, pero esas sociedades tras de tener la dicha de poseer recursos económicos privilegiados alcanzaron ese desarrollo porque ya han trabajado en estos aspectos y muchos más. Todo esto antes de enfocarse en trabajar políticas idealistas que hacen a sus sociedades crecer de manera integral. Espero que en algún momento podamos unirnos como sociedad para seguir ese camino.

Recordemos que el principio de divide y vencerás nos lo han aplicado durante décadas. Sin ir muy lejos fue muy efectivo el siglo pasado para ningunear a los trabajadores de las bananeras de Limón. El que no me crea ahí puede leerse Mamita Yunai. Así como en la década de los 30 se hablaba del demonio del comunismo ahora para muchos es el problema de los panderetas. Toda esa división no hace mas que seguir desviando nuestra atención de las cosas verdaderamente importantes. Establezcamos diálogo, no dejemos que nos dividan.

La gente está cansada de escuchar del PAC, de Restauración, de pastores, de panderetas, de homosexuales, de ignorantes. Cambiemos eso: hablemos de un futuro como país, hablemos de Costa Rica.