Las autoridades militares ucranianas han informado este sábado de la muerte de dos soldados y de cuatro más heridos por el impacto de obuses lanzados desde los territorios controlados por las milicias independentistas prorrusas del este del país.

"Como resultado del bombardeo, dos soldados ucranianos han sufrido heridas incompatibles con la vida. Cuatro soldados resultaron heridos de distinta gravedad y se encuentran en instalaciones médicas", ha informado la Fuerza Conjunta de Operaciones de las Fuerzas Armadas ucranianas en un comunicado publicado en Facebook.

Además, el Ejército ucraniano ha informado de 70 "atentados terroristas" de los cuales 60 se realizaron con armamento prohibido en virtud del alto el fuego pactado en los Acuerdos de Minsk, lo que supone un "importante incremento" de los ataques con respecto a días anteriores, en los que se registraron entre dos y cinco incidentes.

El texto recoge un listado de las localidades en las que se han registrado estos incidentes y recoge los tipos de proyectiles utilizados, obuses de artillería de entre 120 y 152 milímetros en su mayoría. Además, Kiev denuncia una entrada de un vehículo aéreo no tripulado, probablemente del modelo Orlan-10.

Los acuerdos de Minsk de 2014 y 2015 prevén la retirada de todas las piezas de artillería con capacidad para lanzar obuses de más de 100 milímetros.