Escuche la versión en audio de este Reporte

El Ministerio de Salud elevó el día de ayer a alerta sanitaria el tema del uso inadecuado que, en reiteradas ocasiones, se ha detectado en el país en materia de herbicidas. La alerta señala que hay fuertes indicios de que agroquímicos registrados como de fin profesional y agrícola "están siendo utilizados para otros usos tales como control de hierbas en sitios públicos, parques, cementerios, áreas verdes, campos deportivos, orilla de caminos, áreas recreativas, casas de habitación y otros".

— ¿Les suena familiar? Si han seguido con atención el tema de fijo sí porque esto fue justo lo que se denunció hace unas semanas en el distrito de Cóbano, en Puntarenas. Ahora el ministerio de Salud alerta que dicha situación se podría estar repitiendo en muchos otros lugares del país.

— En aquella ocasión, el grupo Costa Rica Libre de Tóxicos señaló que el jueves 18 de julio se realizaron dos fumigaciones en áreas públicas de la ruta 624 que comunica a Cóbano con Montezuma. La primera de ellas se presentó en dos lotes ubicados frente al centro educativo Escuela Futuro Verde y la otra en un lote cerca del hotel Zumaloft y del Tajo Lacón. Según el resultado de la investigación que realizó el Ministerio de Salud sobre este caso, que consta en el documento MS-DRRSPC-DARSPE-218-2019 del cual Delfino.cr tiene copia y que está fechada al 28 de agosto, lo que se roció ese día en dichas áreas públicas fue el producto Plicor 30.4 de Industrias Bioquim Centroamericana S.A. Los síntomas de exposición a dicho producto fueron justo los que se encontraron en los vecinos que se mostraron afectados tras las fumigaciones y de las que el reporte oficial también da constancia.

— Este caso está lejos de ser el único del que hemos dado cuenta recientemente: hace poco más de dos semanas se reportó que en la comunidad de San Juan, en Platanar de Florencia de San Carlos, más de una veintena de estudiantes y maestros tuvieron que ser trasladados al Hospital de San Carlos, debido a una intoxicación causada por los agroquímicos con los que la piñera Bella Vista fumigaba los cultivos de la zona.

— Este hecho, que también está en proceso de investigación en el Ministerio de Salud, se une a la denuncia que había realizado el Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas (IRET) de la Universidad Nacional (UNA) a finales del año pasado, en la que se señaló "un riesgo muy alto" en la calidad del agua y del aire que se respira en el Caribe, debido a la alta presencia de herbicidas como Mancozeb y HerbiLifo en la zona (este último se encontró incluso, dentro de las aulas de las escuelas cercanas a los cultivos).

— Ahora el tema es que, además de todo lo anterior, Salud reporta que también se está utilizando el glifosato de manera inadecuada, en las áreas públicas mencionadas:

Hemos atendido denuncias sobre el uso de herbicidas como glifosato en aceras, utilizados incluso por funcionarios de municipalidades. A partir de este tipo de situaciones hemos girado las órdenes sanitarias respectivas para evitar su mal uso, dándole el seguimiento adecuado, pero necesitamos evitar malas utilizaciones futuras y evidenciar sus riesgos, por ello la alerta sanitaria, aseguró el Director de Protección al Ambiente Humano del ministerio de Salud, Eugenio Androvetto.

— Recordemos que el herbicida glifosato es todo un tema en sí mismo: este agroquímico, que es uno de los más utilizados en Costa Rica, lleva todo el año en el centro de la polémica a nivel mundial debido a que su casa matriz, la megamultinacional Monsanto (propiedad ahora de Bayer) fue condenada a pagar 2 mil millones de dólares en mayo pasado, luego de que un tribunal estadounidense la encontrase culpable en la causa iniciada en su contra por una pareja que aseguró que contrajo cáncer tras haber estado expuesta a este químico. Por ello, y ante toda esta polémica, el Ministerio de Salud creó una comisión especial que en este momento analiza si recomendará o no prohibir su uso en el país y cuyos resultados seguimos esperando.

— Sin embargo, y a pesar de que aún no hay dictamen oficial respecto al glifosato, lo que sí hay es una prohibición estatal a que los herbicidas de uso profesional (como son todos de los que les hemos hablado) se apliquen en ambientes donde vivan, circulen, permanecen, o concurran personas. Por eso la alerta elevada este martes:

Los herbicidas de uso agrícola deben ser utilizados por profesionales y únicamente para aquellos usos o productos para los que han sido registrados, no para el crecimiento de la maleza. El mal uso de los herbicidas puede causar graves afectaciones a la vida, a la salud y al ambiente, agregó Androvetto.

— Salud llevó la alerta también a instituciones públicas y a las municipalidades del país para que eviten incurrir en este tipo de prácticas: ya en 2017, la Municipalidad de Tarrazú había sido reportada porque uno de sus funcionarios estaba rociando herbicidas de este tipo en áreas públicas. Por ello también se habilitó el correo dac.denuncias@misalud.go.cr para que la ciudadanía pueda realizar sus denuncias cuando detecten este tipo de acciones. Nos toca a todos estar pendientes.

Esta nota es parte del Reporte: CCSS aplicará criterio de Contraloría, mientras tanto, Salud enciende alerta por herbicidas.