Hace 10 años salí del colegio con la promesa de encontrar trabajo rápidamente. Salí de un colegio profesional, el Cotepecos. En el último año nos enseñaron a hacer hojas de vida y a destacar lo mejor de nosotros. Nos guiaron en cómo vender nuestro perfil profesional.

Recuerdo que cuando me gradué tenía una oferta laboral en una empresa que en aquella época no me llamaba la atención, entonces decidí buscar mi propio trabajo. Asistí a la feria de trabajo de CINDE.

En aquella época hacían la feria en el Cenac. Había varios puestos de empresas donde una dejaba sus currículums impresos. Con los años noté que a la feria también podíamos llevar el CV en USB y a las empresas les gustaba más ese toque.

No estoy segura, pero creo que mi primer trabajo lo conseguí en una de esas ferias. No era nada del otro mundo, pero sí que ganaba mucha plata para ser una joven de 18 años. El único requisito era hablar inglés y estar dispuesta a viajar a Barreal de Heredia. Sabrán algunos lo que es ese sacrif...