Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Una frase que se le atribuye a Albert Einstein reza: “Si buscás resultados diferentes, no hagás siempre lo mismo”. La frase en cuestión viene muy a tono con la situación que enfrenta nuestro país. En medio de una crisis fiscal sin precedentes, con un país polarizado es necesario implementar un cambio en la forma de hacer las cosas.

Que es necesario aprobar el Proyecto “Ley De Fortalecimiento De Las Finanzas Públicas”, pues sí. Es urgente aprobarlo a fin de emitir buenas señales ante los organismos internacionales de crédito, los entes calificadores de riesgo. Pero también estamos claros de que para poder salir de esta crisis no basta con aprobar impuestos.

Para poder encaminarnos correctamente por la senda del Siglo XXI, necesitamos reinventar Costa Rica e impulsar medidas y acciones que logren reactivar nuestra economía.

La Fracción del Partido Unidad Social Cristiana solicitó al Gobierno de la República implementar una serie de medidas en favor de recuperar la confianza y reactivar la economía.

Dentro de esas medidas está bajar el costo del dinero principalmente bajando el margen de intermediación de los bancos estatales. Es necesario también ajustar la actuación del Banco Central y el Ministerio de Hacienda de forma que estos actúen coordinadamente y con un mismo norte para que no compitan entre sí por los mismos recursos. La Comisión de Promoción de la Competencia (COPROCOM) debe ejercer firmemente su competencia legal para evitar la formación de monopolios y oligopolios en segmentos de mercado sensibles para los consumidores, como lo son el de las tarjetas de crédito, medicamentos y supermercados.

También urgimos al Poder Ejecutivo a implementar medidas para bajar el costo de la energía eléctrica.  Solicitamos exonerar las baterías de litio y ampliar los límites porcentuales del Decreto N° 39220-MINAE, Reglamento Generación Distribuida para Autoconsumo con Fuentes Renovables, para subir la generación de energía mediante la utilización de paneles solares.

Como también urge bajar el costo de las medicinas, solicitamos al MEIC informarnos sobre los segmentos de concentración del mercado y que, a la vez, se instruya a COPROCOM para que evite o elimine toda acción tendiente a favorecer transformaciones, adquisiciones o fusiones que puedan derivar en prácticas monopolísticas.

Es urgente eliminar la informalidad y combatir efectivamente la evasión fiscal aduanal.  Por eso es necesario modificar el tipo penal del delito de fraude fiscal a fin de desestimular el contrabando. Hay que traer al sector formal a muchas personas que hoy se mueven en la informalidad no porque quieran, sino porque no tienen acceso a fuentes de crédito o, simplemente, la tramitología administrativa los asusta y no les deja ponerse a derecho.  Hemos presentado un proyecto de ley para dar incentivos a las empresas con menos de cuatro años de vida y apoyamos una reforma legal que le permita a las empresas deducir en años posteriores las pérdidas que tengan durante los primeros tres años de formación.

Es urgente alcanzar la eficacia y eficiencia en los trámites ante nuestras autoridades.  En consecuencia, hemos pedido la intervención de SETENA, el primer gran cuello de botella para el desarrollo.

Otro tema de suma importancia refiere al de la inserción de los jóvenes en el mercado laboral de forma plena. Para ello, debemos discutir acerca de la posibilidad de modificar el sistema de graduación en secundaria, impulsar la educación dual como proceso de aprendizaje y práctica para un sector que demanda oportunidades.

Y por supuesto, hay temas que no debemos postergar más, debemos unificar los regímenes de pensiones, de empleo público para establecer un salario único por categoría laboral, favorecer el teletrabajo y las jornadas laborales flexibles.

Es necesario insertarnos en la dinámica mundial del comercio y por ello, debemos acelerar nuestro camino de ingreso a la OCDE y a la Alianza del Pacífico. Y a la vez, mejorar la infraestructura nacional para favorecer nuevas inversiones, más exportaciones y recibir más turistas.

No menos importante para poder innovar y montarnos en la autopista del siglo XXI es la implementación del Gobierno Digital. Esta herramienta nos permitirá alcanzar la eficacia, la eficiencia y la honestidad en los procesos de gestión gubernamental.

¡Costa Rica puede más!