La pregunta se repite una y otra vez. ¿Qué fue lo que pasó? Entre mis amigos y conocidos hubo discusiones de por quién votar el pasado cuatro de febrero, pero evidentemente en esas discusiones nunca estuvo Fabricio Alvarado. Mencionaban a Carlos Alvarado, a Rodolfo Piza a Antonio Álvarez... Cada uno defendía su posición, pero nadie tomó en serio a Fabricio.

La noche en la que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dio a conocer el fallo que obliga a 20 países latinoamericanos a permitir el matrimonio igualitario yo estaba en casa de unos amigos.

De pronto uno de ellos dejó de interactuar con nosotros y se puso a ver el Facebook live que se estaba transmitiendo desde la cuenta de Fabricio Alvarado. Esto fue compadre hablado”, decía el candidato refiriéndose a la consulta del Gobierno y el resultado del fallo de la Corte.

Ni siquiera yo lo tomé en serio. Pero luego… luego empezaron a retumbar en nuestros oídos que la tía Fulanita de tal iba a votar por Fabricio, y que no s...