Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Costa Rica terminó el año 2017 con 603 homicidios dolosos. Por tres años consecutivos han aumentado (2016: 578; 2015: 566), 2017 fue el récord. A inicios de febrero del 2018 ya registramos más de 70 homicidios. La tendencia siguen imparable, a este ritmo terminaremos lamentando entre 650 y 700 homicidios en el 2018.

Cuatro años consecutivos de homicidios al alza. ¿Quién quiere esto? ¿Podemos parar esta escalada? ¿Qué tenemos que hacer? Los candidatos a la Presidencia dicen que harán algo, generalmente con respuestas vagas. Es cierto que en Costa Rica en el año 2017 bajó la pobreza (algo) y que aumentaron los decomisos de drogas (30 toneladas de cocaína, cinco más que el año anterior) pero ni lo uno ni lo otro han logrado detener la ola de violencia que sacude al país.

En Guatemala, Honduras, El Salvador y Colombia los homicidios disminuyeron en el 2017. La pobreza en Guatemala y Honduras es la misma de siempre (70% de la población...) pero aún así bajaron los homicidios. En Colombia se produjo y exportó más cocaína en el 2017 que nunca, sin embargo, los homicidios bajaron... Generalmente hacemos la ecuación de que a más pobreza más delincuencia y no ocurrió necesariamente así en Guatemala y Honduras. También decimos que a más droga más delincuencia y... no ocurrió así en Colombia.

Entonces, son la pobreza y el narcotráfico los denominadores principales que se nos presentan para explicar la delincuencia en Costa Rica. ¿Serán los que más inciden? ¿O hay algo que se nos quiere ocultar? Yo digo que sí.

La delincuencia es sin duda un fenómeno multicausal complejo y acá no podemos explicar mucho ni todo al respecto. En un libro que publicaremos este año abordaremos la historia completa. Pero sí insisto en algo ahora: de misterioso esto no tiene nada... hay infinidad de literatura y estudios al respecto. Se sabe bien qué genera la delincuencia, y también qué la contiene y revierte.

Un gabinete de Seguridad

Voy a señalar un factor clave que no es ni pobreza ni narcotráfico que ha incidido de modo clave en la epidemia de homicidios. Es cierto que el narcotráfico y otros factores son decisivos en el incremento de los homicidios, pero también han servido como una cortina de humo que esconde otros factores. El factor que más se ha ocultado es lo que llamo la ausencia o fallo del “Gabinete de Seguridad”. Gabinete de seguridad no significa ministros. Es el equipo de trabajo que apoya al Presidente para abordar los temas de seguridad del país. Este tema ha sido invisibilizado. Explicaré por qué.

Durante mucho tiempo hemos puesto el mayor peso de la respuesta o no a la criminalidad en el factor policía y en la figura del Ministro de Seguridad. Ese que sale en la televisión hablando siempre. Entonces, bueno, para la opinión pública la culpa es de él. No hace bien su trabajo y ya está. Problema y responsable identificado.

Pero el tema es más complejo. Gabinete de Seguridad repito son los puestos claves de seguridad de un gobierno en dicha materia. Si tenemos gente competente nos irá bien particularmente tomando en cuenta que ya hay formatos de lo que funciona y de cómo se puede hacer funcionar. Si no tenemos gente capacitada... nos irá mal. Si no tienen conocimiento y no trabajan con una visión unificada, estamos subidos en el Titanic. Es justo eso lo que ha pasado en Costa Rica y por eso nos hemos hundido.

¿Quiénes forman el Gabinete de Seguridad de Costa Rica?

Empecemos por el más conocido: el ministro de Seguridad. Toda Costa Rica sabe quién es. Sale en la Televisión todos los días y tiene por función poner el mayor número de policías (13.000) donde más se ocupen, ahí donde hay problemas. Tiene que hacer lo más con los pocos y además coadyuvar contra el crimen organizado en el país (Policía de Control de Drogas, Guardacostas, otros). Su función es de ejecución sobre todo.

Ahora, vayamos a lo que se desconoce o se invisibiliza. El ministerio de Gobernación y Policía, que tiene a su cargo la Dirección de Migración. En resumidas cuentas para lo que acá nos compete migración existe a fin de evitar que entren delincuentes extranjeros y para expulsar a los que ya están adentro, de manera expedita. Nadie sabe quién es en Costa Rica el titular de Gobernación/Migración, ¿lo sabe usted?

La Direción de Inteligencia y Seguridad (DIS) existe para informar al Presidente de las amenazas a la estabilidad del país. Asesora estratégicamente al Presidente en materia de seguridad. Los homicidios, que se relacionan con factores geopolíticos (México, Colombia, Venezuela) y dinámicas políticas y sociales internas es uno de sus temas. Es el “cerebro” de seguridad del gobierno. Del país. De la DIS, el Director todo el país sabe quién es... claro por su apellido y por el escándalo de “El Cementazo”.

El Ministerio de Justicia funciona para contener a los infractores y dentro de lo posible liberar el mínimo que pueda volver a la sociedad. Todo el país sabe quién está a cargo, el defensor de las golondrinas le dicen. Al último del gabinete, lo llamo el “Zar Antidrogas”. Oficialmente se llama “Vice-Ministro de la Presidencia, Presidente de la Junta Directiva del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD)”. Se trata de una figura que se creó en la Ley 8204, la ley antidrogas. Se quiso crear una figura de alto perfil, con liderazgo estratégico, alguien que articulara el esfuerzo del Estado contra las drogas... impedir el ingreso, disminuir el consumo, impedir el lavado de dinero, etc. ¿Sabe usted quién es en Costa Rica el zar antidrogas hoy? ¿Cómo es posible que un cargo tan estratégico no salga en medios de comunicación explicándonos lo que nos sucedió con los homicidios, especialmente si se se atribuyen todo el tiempo al narcotráfico?

Explicaré. Todo lo que dije del “deber ser” de las organizaciones y cargos del gabinete de seguridad está solo en el papel. No ha habido en este gobierno (por mencionar los más dramáticos casos), zar antidrogas ni jefe de inteligencia con la visión o dinámica con las que se crearon estos puestos. El Gobierno del PAC prometió a los costarricenses que nombraría a los responsables de los problemas del país según idoneidad. No lo cumplió. Usó la misma fórmula de los partidos tradicionales, la lealtad partidaria.

¿Quienes son el “Gabinete de seguridad” del PAC?

  1. DIS: Mariano Figueres. Archifamoso.
  2. Gobernación: Carmen Muñoz. Desconocida. Famosa por otras razones que no tienen que ver con este tema.
  3. Zar Antidrogas: Ana Gabriel Zúñiga. Desconocida. Famosa por otras razones que no tienen que ver con este tema.
  4. Justicia: Marco Feoli. Archifamoso.
  5. Seguridad: Gustavo Mata. El más famoso de todos.

De estas 5 personas claves del Gabinete de Seguridad los 3 primeros no tienen ninguna calificación técnica para la posición que ocupan. En palabras breves, del tema que deben atender no saben nada, sea por falta de preparación, experiencia, conocimiento o estudio del tema. Nunca debieron ser escogidos para esas posiciones. Por increíble que parezca así es. No hay argumento alguno, salvo argucias para sus nombramientos.

Como consecuencia el Gobierno siempre los ha “alejado” de cualquier pronunciamiento en el tema de homicidios. Siempre el que da la cara es el Ministro de Seguridad, el único con alguna credibilidad de decir algo frente al desastre. El Ministro de Justicia si bien tiene condición académica no tiene el entendimiento que se requiere dentro del engranaje de seguridad. Y el Ministro de Seguridad, como dije, es el único con la calificación profesional y estratégica de la posición que ocupa. De cinco que tenían que ser elegidos por criterio de idoneidad sólo uno saca la tarea... resumen del tema.

Para punto final, lo que todos sabemos, el ministro de Seguridad y el actual ministro de Justicia (y su predecesora), tienen posiciones contrapuestas sobre temas de seguridad, razón por la cual por tres años hemos visto el infinito “pleito de las golondrinas”. Pleito que no acabará por lo que resta de este Gobierno. Le quedan a usted costarricenses tres meses más de este espectáculo que fue eterno...

No puede haber política de seguridad que funcione en un país si tenemos sólo policías en la calle (Seguridad Pública) pero no estrategia coherente en el factor migración (Gobernación), inteligencia (DIS), política carcelaria (Justicia), ni una estrategia antidrogas (Zar Antidrogas).

¿Qué consigue usted cuando las personas que deben resolver de forma conjunta un problema no están calificadas o están contrapuestos? Lo que tenemos a la vista: la epidemia de homicidios. No digo que sea la única causa, pero sí ha sido preponderante. Y de esto no se habla.

Con la crisis de homicidios solo el ministro de Seguridad salió a dar explicaciones (aludiendo a lo de siempre, el narcotráfico), al resto nunca nadie les preguntó nada. La cortina de humo perfecta para ocultar la evidente incapacidad política.

Si el candidato del partido de Gobierno PAC quiere hacer algo en serio en materia de seguridad tiene que cambiar estos cinco mencionados. No puede quedar ninguno de los actuales. Hasta al que hizo algo hay que cambiarlo por el desgaste obvio y el desprestigio del desastre.

El PAC en seguridad fracasó de forma total. Asusta así que el candidato del PAC diga que mantendrá algunos funcionarios del Gobierno actual. Y todo indica que el titular de justicia por su afinidad con lo que dice el plan de Gobierno seguirá como mínimo. El candidato PAC ha insistido ahora en que no hay que hablar de “personas” sino de objetivos en materia de seguridad, y por eso no refiere a su equipo de trabajo en seguridad.

Se trata de una cortina de humo para ocultar un probado equipo como incapaz (el que dije), o para anticipar mantener a alguno o traer uno nuevo similar. Está claramente equivocado, en seguridad primero hay que tener la gente correcta, luego habrá resultados.

Por otro lado, si el candidato del partido emergente (PRN), quiere parar los homicidios tiene que encontrar a estos cinco profesionales. Tiene una ventaja, puede hacer de cero su Gabinete de Seguridad. Si es inteligente, lo hará con gente de lo mejor, gente nueva. Tiene que buscar a los expertos nacionales en esta materia. Si no se rodea de los mejores fracasará.

Si ninguno de los dos atiende el tema de frente con un Gabinete de Seguridad a la altura de las circunstancias entonces ese dato final del año 2018 de 650-700 personas asesinadas será inevitable. Recordemos que el 50% no tienen más de 25 años, el 20% son mujeres y un 5% son niños. Así las cosas cuando vaya a votar el 1 de abril espero que usted ya sepa quién será el Gabinete de Seguridad del candidato al que le dará el voto. Medite además si es cierto eso que le dicen en la televisión de que la culpa de este montón de homicidios es únicamente de unas semipandillas de Pavas y Alajuelita abandonadas por el Estado, e integradas por 20 jovencitos casi analfabetos. Ese es mi consejo para candidatos y electores...