Josué Naranjo Cruz – Estudiante de la carrera de Estudios Generales

Primeramente, debemos saber qué significa el término “perfil falso”. Con el paso de los años, las redes sociales han llegado a ser parte de nuestras vidas cada vez más y debemos ponerles mucha atención, pues son una herramienta fundamental para nuestra cotidianidad. Un “perfil falso”, grosso modo, es el perfil o página personal de alguien que no existe, como tal, en la vida real; aunque en ocasiones también puede tratarse de personas que se hacen pasar por otras. Las intenciones de un perfil falso son muchas: la necesidad de saber alguna cosa de una persona específica, intentar generar polémica con algún asunto o tema nacional o internacional, insultar a alguien, entre otros.

En algunos países, mientras se está en campañas políticas, los postulantes toman la decisión de realizar perfiles falsos para hacerles ver a las personas que interactúan en las redes sociales que dicho candidato es la mejor opción o, de manera contraria, lo hacen para desestimar a un contrincante, utilizando esto como una herramienta de batalla. Para estos casos, existen Community Managers, quienes son los encargados de manejar una serie de perfiles de esta índole, unos cuantos, para ser reales, ya que pueden ser bloqueados por la red social según los comentarios o reacciones hacia las personas. Por eso, siempre tienen perfiles listos en caso de que alguno de los otros sea bloqueado, de modo que puedan seguir con la tarea o intensión propuesta.

El objetivo más visto es el de insultar a otras personas, pero desde un perfil que nadie identifica, para que así no se sepa quién es la persona que está detrás de esa cuenta. Otra de las intenciones es solamente influir en alguien o en un tema en particular. Esto se hace con el propósito de que ese tema sea de discusión y se suele incitar a las personas que piensan contrario haciéndoles saber que esa idea es errónea y que están equivocados. La mayoría de estos perfiles tienen la intención de ver el mundo arder, en su mayoría, por cosas que no lo ameritan.

Existen varias maneras de identificar estos perfiles y, por lo general, es muy fácil dar con ello. Cuando se ingresa a estos perfiles, una serie de actitudes nos ayudan a identificarlos, por ejemplo, si su interacción es muy escasa, si no tiene posteos o comentarios con sus amigos. Esto puede ser un indicador de que se está en presencia de un perfil de esta índole.

Así mismo, las fotografías que utilizan para identificarse son una señal importante. Por ejemplo, imágenes tomadas de internet, como carros, flores, deportistas, entre otros, suelen ser identificativos de estos perfiles, ya que el ser humano, por lo general, tiene mucho interés en ser reconocido por otras personas. Estos perfiles no quieren revelar quiénes son en realidad, por lo que sus fotos y sus nombres son usualmente inventados. En otras ocasiones sí tienen fotos de personas, pero se pueden asociar con un perfil falso cuando se toman en cuenta las interacciones en su perfil y las calidades de estas fotos de personas “reales”. También, si intentan hacerse pasar por otra persona —más que todo para realizarle un mal ante la sociedad—, estos perfiles copian fotos de los perfiles originales usando un nombre de usuario distinto, esto para que la gente, que quizás solo identifican a alguien por sus rasgos físicos, pueda asociar ese perfil falso con esa persona, aunque no se conozca su nombre original.

Como se puede notar, las intenciones son muchas y no hay una en particular, ya que todas las mencionadas suelen aparecer constantemente. Lo importante es saberlas identificar.