En Costa Rica se han promulgado más de 10 mil leyes, algunas vigentes y otras no. Quienes las aprobaron --seguramente-- pensaron que era lo mejor para el momento y que, de ser necesario, otras personas las actualizarían o corregirían si llegasen a no ser lo esperado o si por el paso de los años perdieron actualidad.

Desgraciadamente para esos diputados y para el país, eso no ha sido así. Por ejemplo, hoy, 97 años después de promulgarse la Ley de Juegos se mantiene la prohibición de todos los juegos donde perder o ganar dependa meramente de la suerte o el azar, y no de las habilidades o destrezas del jugador. Ello incluye por ejemplo el bingo, el solitario, cara o cruz, dados, lotería, máquinas tragamonedas y hasta la ruleta.

Aunque muchas de ellas han caído en el desuso y las autoridades prácticamente no las hacen cumplir debido al cambio de los tiempos, otras que en su momento crearon sanciones o multas para sancionar prácticas dañinas para la sociedad o el ambiente se quedaron tal y ...