El 9 de noviembre del 2018, la Sala Constitucional ordenó al Ministerio de Hacienda revelar la identidad de las empresas catalogadas como "grandes contribuyentes" que en los últimos diez años han reportado pérdidas o cero ganancias, con el consecuente no pago de impuesto a las utilidades.

El voto causó revuelo en todo el país pues se trataba de información que históricamente el Poder Ejecutivo se había reservado, alegando que la Constitución y la ley le impedía publicarla, aunque fuera solo el nombre y número de persona jurídica.

Aunque la sentencia podría hacer pensar que los magistrados derogaron el secreto bancario, lo cierto es que no es así y la explicación que dieron es la siguiente:

El artículo 117 del Código de Normas y Procedimientos Tributarios establece que las informaciones que la Administración Tributaria obtenga de los contribuyentes, responsables y terceros por cualquier medio, tienen carácter confidencial.

De seguido, indica que sus funcionarios y empleados no pueden di...