Dado que el sistema electoral en Costa Rica dispone la elección de diputados mediante las nóminas de los partidos que participen en los comicios, la Asamblea está estructurada de forma que opere con fracciones políticas.

Aunque históricamente se registran más de 20 diputados declarados "independientes", el Congreso nunca ha regulado cuáles son los derechos que tienen quienes se colocan en esa condición. Por este motivo aunque a los diputados independientes se les mantienen ciertos derechos básicos —como la cantidad de asesores de los que pueden disponer— en otros aspectos sus facultades se ven limitadas.

Si bien ese hecho ha sido objeto de recursos de amparo y acciones de inconstitucionalidad, la Sala IV ha señalado que la diferenciación que se haga entre un diputado independiente y un diputado integrante de una fracción no es discriminatoria.

No es posible considerar la discriminación o el trato desigual, cuando quienes lo alegan se encuentran en una situación de desigualdad de circu...