Por Daniela Acuña Solano - Estudiante de Ingeniería Industrial

Alrededor de los últimos 10 años, se ha observado en diversas áreas y sectores del país, la transformación digital, principalmente señalada como tecnología de cambio, a lo cual Escudero (2020) responde:
Como definición, la transformación digital implica migrar de una forma tradicional de hacer negocios hacia un nuevo modelo que brinde ventajas competitivas y sostenibilidad en el tiempo mediante el aprovechamiento de tecnologías emergentes. En estos momentos de restricción de operaciones y distanciamiento social, el ser humano se ha vuelto más digital que nunca, por tanto, resulta crítico que las empresas se adapten rápidamente a esta nueva realidad (párr. 2).

Cabe destacar que cuando surge este término, no se contaba con la vivencia de una pandemia mundial como la actual de la COVID-19. La pandemia ha provocado diversos cambios, que van desde la forma en la que interactuamos y la manera de adquirir productos y servicios, hasta la manera en que trabajamos; sin embargo, la principal afectación recae en las repercusiones económicas a nivel personal, empresarial o de pyme y país.

La crisis obligó a muchas empresas a implementar el teletrabajo sin estar preparadas para ello, o simplemente no pudieron implementarlo porque carecían de las herramientas necesarias para hacerlo. “En el mundo pos-COVID-19, las empresas deberán examinar su estrategia digital y tomar decisiones sobre su implementación” (Esquivel 2020, párr.3).

La situación de transformación posee dos caras, la primera, en donde las empresas que debido a su posición y capital logran adquirir estas tecnologías y por ende poseen un mayor nivel competitivo sobre las demás; y las pymes, que no logran alcanzar este nivel de transformación tecnológica debido al factor tiempo y económico. En relación con esto, Esquivel (2020) señala:
El tema de la tecnología es un elemento más que debo saber cómo y cuándo utilizarlo, no se trata de comprar el “software o hardware de moda”, se trata de identificar a donde quiero llegar como empresa y definir cuáles herramientas y procesos tecnológicas me permitirán llegar a esa meta (párr. 6).

Además, este autor también hizo énfasis a que “El COVID19 bien puede ser el catalizador que necesitábamos para terminar de adoptar modelos digitales y los beneficios del teletrabajo” (párr. ¿?). Esto significa que a pesar de todos los problemas y crisis que surgieron, se obtuvo un beneficio o ventaja de estas situaciones; y que se necesitan más habilidades y destrezas que solo poseer tecnología para lograr los objetivos en una empresa.

Debido a situaciones como la crisis debido a la pandemia, sobresale la importancia de la tecnología en estas circunstancias para controlar factores internos de las empresas como lo es el económico y financiero, pero a su vez destaca la importancia de tener claro hacia dónde se dirige la empresa. Con la variedad de tecnología actual, se deben tomar en cuenta factores importantes como el capital de la empresa, tanto para adquirir nuevas tecnologías como para mantener y capacitad a los empleados para el manejo correcto del direccionamiento de la empresa o pyme.

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
  • Escudero, F. (2020) La importancia del desarrollo digital en momentos de crisis. https://www.ey.com/es_pe/digital/importancia-desarrollo-digital-crisis
  • Esquivel, M. (2020) ¿Qué oportunidades ofrece la transformación digital en un mundo postCOVID19? https://www.incae.edu/es/blog/2020/04/27/que-oportunidades-ofrece-la-transformacion-digital-enun-mundo-post-covid19.html