Por Valery Guzmán Cordero – Estudiante del curso de Estudios Generales

Muchas veces nos cuesta comunicarnos con otras personas en cualquier entorno, incluso empezar con un “hola” se torna difícil. No estamos realmente conscientes de lo importante y beneficiosa que es la comunicación, especialmente dentro de un ambiente laboral.
La comunicación es la esencia de la actividad organizativa y es indispensable para su buen funcionamiento. Una buena comunicación es asertiva y proactiva, por lo que a su vez se practica la escucha activa. La misma mejora la adaptación a los cambios del entorno, satisface las necesidades de la entidad y la de sus empleados, fomenta una buena motivación, compromiso, responsabilidad y participación de sus integrantes, así como facilitar el logro de los objetivos y metas establecidas. Se sabe que toda compañía debe contar con una estrategia corporativa que impulse una política de comunicación en la que se pueda conocer la realidad y el futuro de la misma.

Actualmente el término comunicación viene siendo un conjunto de parámetros para el trabajo diario, por lo que muchas de sus prácticas ocasionalmente son parte de las características de una persona, causando así que en conjunto sean el alma de una industria y a la vez coherente con sus valores; en otras palabras, lo que se quiere ser y por lo que se trabaja. En particular, cualquier empresa, industria u organización no puede existir sin comunicación, por lo que si esta no se practica pueden haber consecuencias como que la gerencia no recibe ningún tipo de información, los empleados no saben que hacen sus compañeros y la incapacidad para dar instrucciones por parte de la administración.

En primer lugar, una buena comunicación tiene como componente principal la escucha activa, y esto significa escuchar y entender la comunicación desde la perspectiva del emisor. Retomo la palabra escuchar y no oír porque hay una gran diferencia; oír es solamente percibir sonido y escuchar como mencioné anteriormente es entender y comprender ese sonido. No obstante, es sumamente importante que exista la manera adecuada para que los empleados conozcan la situación de la empresa. Algunas formas pueden ser por medio de reuniones, correos electrónicos, comunicados en alguna sección del periódico o anuncios dentro de la misma; siempre y cuando la información sea lo más clara y entendible posible para que no hayan malentendidos a futuro.

Además, al haber una comunicación asertiva en la empresa también forma un buen clima interno dentro de ella, pues el personal promete una vinculación del bienestar, colaboración y dirección colectiva hacia un mismo lado para conseguir los resultados deseados y así crecer gradualmente el nivel de la industria. Es decir, al comunicar distintas ideas promueve al empleador para que este sienta que forma parte importante del buen funcionamiento a la hora de realizar las decisiones tomadas, reflejando un mejor estado en la comunidad de la empresa; por lo que es relevante elegir el momento adecuado para comunicarse.

En conclusión, si no existe un flujo correcto de información se genera un encadenamiento de problemas; sin embargo, mantener a los empleados de una empresa informados sobre acciones o decisiones de la misma crea un sentido de pertenencia y motivación hacia los empleados, ya que se sienten parte de la entidad tomándose en cuenta para decisiones relevantes que velan por el futuro de la empresa. Asimismo, ocasionan de esta forma que el personal trabaje y realice sus deberes de forma correcta y eficaz. En pocas palabras, hay que practicar y conocer el buen hola para un ambiente laboral interno agradable.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.