Diana Rodriguez Montoya y Daniela Acosta Álvarez – Estudiantes del D´SQUAD CLUB de ULACIT

La danza es una serie de movimientos al ritmo de una música que expresa sentimientos los cuales logran transmitir un mensaje de una forma diferente. (Anónimo, 2017). Por lo general se presenta a un público e incluye elementos como el movimiento, ritmo, expresión corporal, tipo de baile y el espacio. Aparte de ayudar en la salud, ayuda a poder relajarse, divertirse y ser uno mismo. Esto sucede porque a la hora de bailar nos podemos desconectar de todo lo que nos preocupamos que tenemos día a día.

Bailar es poder ser libre. Siempre está en constante cambio, ya que va creando nuevas oportunidades de movimiento. Es una de las manifestaciones artísticas más antiguas de la humanidad y en muchas culturas tiene un valor simbólico, ritual y representativo. En la antigüedad, muchos pueblos alrededor del mundo veían la vida como una danza. La historia de la danza refleja los cambios en la forma en que el pueblo conoce el mundo, relaciona sus cuerpos y experiencias con los ciclos de la vida. (Pascual, 2006).

El baile tiene beneficios físicos, psicológicos y hasta laborales. La danza fortalece el corazón, combate el Alzheimer, aumenta la memoria, es un aliado en la pérdida de peso, corrige la postura y organización del cuerpo, disminuye el colesterol, antídoto contra la osteoporosis, desarrolla flexibilidad y balance, trabaja músculos que en el día a día de una persona no se utilizan y aumenta el nivel de energía (Anónimo, 2014). Estudios han demostrado un beneficio en la danza como método de rehabilitación para pacientes con padecimientos de corazón (Wolff, Delabary & Haas, 2017).

Luego de sufrir una enfermedad o con la edad, las personas se toman la vida más con calma y hay momentos en los que se pueden volver sedentarios ya que limitan las actividades diarias, causando así que los músculos se atrofien y pierda movilidad y capacidad motora. Con base en estudios, la danza puede influenciar en los niveles de depresión, aislamiento social y ansiedad de manera positiva ya que resulta una forma de terapia. Además de afectar positivamente en la salud de la persona. La danza no cura ninguna enfermedad directamente, más puede ser un aliado en el tratamiento y prevención de padecimientos (Carvalho, Teoldo, Lima, Gomes, Teoldo, Vasconcelos & Noce, 2018).

La danza abre muchas oportunidades en el perfil de un bailarín, porque esto aspira a personas que son creativas, esforzadas, capacidad de concentración, compromiso, entre muchas otras habilidades. Todo esto atrae a universidades como la ULACIT a dar una beca por tener esta capacidad de poder bailar y asimismo poder desarrollar una carrera completamente diferente a lo que es la danza. Así está creando una nueva formación de profesionales, con actitudes de liderazgo, trabajo en equipo y poder ver más allá, al poder realizar ambas labores.

Además, se podría ganar una beca en el extranjero por saber bailar, por las mismas habilidades que ya se mencionaron.
La danza es benéfica para diferentes enfermedades tanto físicas como psicológicas ya que incluye la combinación de ritmo, música y socialización con demás personas. Al ser un ejercicio físico ayuda en la calidad de vida, percepción de movimientos y coordinación motora.

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
• Anónimo. (2 de abril de 2017). Significado de la Danza. Significados.com, recuperado el 26 de setiembre de 2019, de https://www.significados.com/danza/
• Anónimo. (24 de marzo de 2014). Beneficios de la Danza. HolaDoctor, recuperado el 26 de setiembre de 2019, de https://holadoctor.com/es/%C3%A1lbum-de-fotos/10-beneficios-del-baile-para-la-salud
• Carvalho de Melo, C., Teoldo da Costa, V., Lima Boletini, T., Gomes de Freitas, V., Teoldo da Costa, I., Vasconcelos Arreguy, A., & Noce, F. (2018). A Influência do Tempo de Prática de Dança de Salão nos Níveis de Depressão de Idosos. Revista de Psicología Del Deporte. (27). 67–73.
• Pascual, C. (8 de junio de 2006). Historia de la Danza. Danza Ballet, recuperado el 26 de setiembre de 2019, de https://www.danzaballet.com/historia-de-la-danza/
• Wolff, S.; dos Santos Delabary, M.; & Haas, A. N. (2017). Can Dance contribute to Physical, Emotional and Social Aspects of the Stroke Patient? International Journal of Therapies & Rehabilitation Research. 6(1). 70–75.