Abraham Madrigal Picado y Luis Molina Montero – Estudiantes de la carrera de Estudios Generales

La investigación es un proceso permanente que busca descubrir y dar una respuesta a un planteamiento específico que afecta el bienestar de una población o sector particular, o a un problema que preocupa a un sector en particular. Para realizarla, se utiliza el método científico, ya que se debe aportar información de manera objetiva cuyos resultados hayan sido debidamente recolectados, medidos y analizados a la luz de la hipótesis planteada que representa la guía de una investigación o estudio (Hernández Sampieri, 2014).

La formulación de las preguntas claras y concisas tanto en los objetivos como en el planteamiento del problema y la hipótesis es fundamental para la selección del método de investigación y las variables que darán vida a la investigación. Los objetivos de la investigación están directamente relacionados con la hipótesis planteada para determinado cuestionamiento, debido a que en ellos se describe mediante acciones como comprobar o refutar la hipótesis, tomando en cuenta posibles variables que pueden influir en el resultado de la investigación.

Es importante definir el público para el que se desea exponer los resultados de un tema de estudio y a quienes se les aplicará el instrumento de investigación, esto se traduce como delimitar quiénes serán los usuarios del proceso investigativo y cuál será la población a la que se requiere abordar para verificar que tan veraz es la hipótesis que se plantea ante determinado problema. En este punto es donde se sabe a quién se le desea demostrar la información compilada y analizada de una investigación.

Según Del Río (2011) , “una hipótesis es una construcción elaborada como conjetura, suposición o inferencia.” (p. 22). Con base en lo anterior, la hipótesis se puede establecer mediante dos perspectivas distintas: hipótesis nulas o alternativas. Las primeras niegan o refutan la relación entre variables; mientras que las hipótesis alternativas son posibilidades alternas de las hipótesis de investigación y nulas (Hernández Sampieri, 2014), por lo que ambas representan una alternativa para darle un punto de vista diferente a un objeto de estudio y permiten realizar una triada en los resultados de los datos obtenidos.

Independientemente si se trata de una hipótesis nula o alternativa, cada una de ellas generará resultados distintos que ayudan a evaluar la hipótesis de investigación inicial. Es importante resaltar que cuando se comprueba o refuta una hipótesis en cualquier periodo de tiempo, esta podrá ser puesta en tela de juicio nuevamente en cualquier momento, siempre y cuando se cuente debidamente documentada. Con esto se logra complementar el estudio ya existente con el planteamiento del problema que se tiene en mente a fin de aportar un resultado significativo a un campo u objeto específico.

Al ser la presunción hipotética algo inferencial, su validez se otorga de la misma manera, sin embargo, con la diferencia de que se apoya o se refuta con base en lo que brindó el análisis de los datos recolectados durante el proceso de investigación y la comparación con las variables propuestas y relacionadas al objeto de estudio. Además, los objetivos planteados toman importancia al momento de someter a estrés la hipótesis debido a que señalan si lo que se pretendía se podría comprobar por medio de lo que ellos mismos indicaban.

En conclusión, la idea hipotética sobre un objeto de estudio es susceptible de cuestionamientos a lo largo del tiempo por quien se interese abordarla, en cualquier momento y al público que le sea más conveniente, comprobando de esta manera el encabezado de este desarrollo.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
• Del Rio, O. (2011). El proceso de investigación: etapas y planificación de la investigación. Barcelona: Gedisa. Recuperado de https://www.researchgate.net/publication/254862769_El_proceso_de_investigacion_etapas_y_planificacion_de_la_investigacion/link/0c960530b6973969d1000000/download
• Hernández Sampieri, R. (2014). Metodología de la Investigación. México D.F.: Mcgraw-Hill/Interamericana Editores, S.A.