La "Ley para Regular el Teletrabajo" (N.° 9738) aprobada por la Asamblea Legislativa el 27 de agosto anterior entró a regir este lunes tras ser sancionada por el Presidente de la República, Carlos Alvarado el pasado 18 de septiembre.

Dicha ley resulta de aplicación, vigilancia y acatamiento obligatorio para el sector público y privado. En ella se establece que el teletrabajo es voluntario tanto para el empleado como para el empleador y que solo en el caso de que el mismo haya sido acordado con posterioridad a la contratación, el trabajador podrá solicitar su revocatoria sin que ello signifique perjuicio o ruptura de la relación laboral.

Lo anterior implica que si desde el inicio de la contratación se fijó el teletrabajo como mecanismo de trabajo y el funcionario quiere rescindirlo, no quedará protegido de un eventual despido por parte de su empleador.

La ley dispone también que el teletrabajo modificará única y exclusivamente la organización y la forma en que se efectúa el trabajo, sin...