La autonomía universitaria es la potestad autoorganizativa y de autogobierno de las universidades estatales, que está garantizada por el artículo 84 de la Constitución Política.

Al garantizar la autonomía universitaria, se buscaba que los centros de enseñanza superior fueran espacios libres de la intervención de los gobiernos de turno, por lo que fueron dotadas de independencia a la hora de ejecutar cualquiera de sus funciones, que incluyen “todas aquellas actividades académicas, docentes, de investigación, de acción social, de vínculo externo, de organización, de administración, de gobierno, de difusión del conocimiento, de análisis crítico de la realidad, de estudio y proyección de la cultura superior, etc., y además todas aquellas otras actividades vinculadas directa o indirectamente con ellas” (UCR 2014).

El referente histórico en el tema de autonomía universitaria quedó plasmado en junio de 1918 con el Manifiesto Liminar, también conocido como el Manifiesto de Córdoba, documento i...