Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

La discusión fiscal está en boca de todos, y por lo tanto es importante elevar el debate y discutir con buenos argumentos las diferentes posiciones que se están dando. Me remito al artículo de opinión de mi colega Sofía Guillen para refutar ciertas afirmaciones dadas:

IVA (Impuesto al Valor Agregado)

El IVA busca aumentar la base tributaria, gravando así el sector más dinámico de la economía. Por otra parte el gravar la canasta básica tiene como objetivo principal lograr dotar de herramientas a Hacienda para combatir la evasión fiscal, claramente hay un impacto en el precio de la canasta, pero el enfoque no se dirige a “gravar a los más pobres” sino a la importancia de la trazabilidad. En la situación actual es imposible no tocar el bolsillo de toda la población, pero si se puede buscar minimizar este impacto a las familias de más bajos ingresos (bajo el escenario actual si una familia compra mensualmente 95 mil colones de bienes de la canasta básica, pasaría a pagar 954 colones más) al mismo tiempo que se logran importantes avances en las principales problemáticas, como es la evasión.

Así mismo, el impuesto a las medicinas busca lograr la trazabilidad necesaria para ayudar a combatir uno de los mercados donde existe mayor evasión y contrabando.

Por otro lado los medios de comunicación pagan impuestos sobre la renta, y si alguna empresa quiere utilizar un espacio publicitario en alguno de estos medios, el IVA si se cobra. Por otra parte si el medio quiere “promocionarse a sí mismo” no paga, por lo tanto lo que dijo puede generar confusión.

La Regla Fiscal

La regla fiscal tiene como objetivo evitar que el gasto del gobierno suba injustificadamente y estrepitosamente, como sucedió después de la crisis hipotecaria del 2008. Claramente con niveles del 60% de deuda y en aumento, crece la posibilidad de que el gobierno no pueda cubrir sus gastos corrientes, incluyendo salarios y programas sociales, la idea no es llegar a ese punto crítico, pero no tener una regla fiscal solo ayuda a quitarle margen de maniobra al gobierno ante una eventual crisis fiscal y a que en un futuro volvamos al mismo problema (si logramos salir de la situación actual).

Empleo Público

Si bien el aumento en el gasto en salarios del sector público no ha sido la única causa de la problemática fiscal, este ha sido evidentemente importante. Las reformas en el empleo público buscan eliminar pluses desproporcionados y no ligados a la productividad ni al desempeño, es decir, buscan volver más eficiente al sector. Se busca mantener pluses, pero que se ajusten a lo que el estado puede pagar y que estos sean merecidos.

Bonus

Es importante poder analizar el panorama completo, no solo puntos específicos a conveniencia, ya sabemos que si estalla una crisis fiscal los más perjudicados serán los más pobres, por lo que es importante preguntarnos lo siguiente:

¿Cuánto tiempo nos queda?

El entorno local se está empezando a ver impactado por la problemática fiscal: Crecimiento económico por debajo de lo esperado, crecimiento del crédito (y por lo tanto inversión) disminuido considerablemente, tasas de interés al alza y niveles altos de desempleo, entre otros.

Por otro lado el entorno internacional cambió y es cada vez más desfavorable: normalización de tasas de interés internacionales y materias primas como el petróleo, proteccionismo, volatilidad en mercados de capitales, crisis cambiarias en mercados emergentes con economías débiles, entre otros.

Por lo tanto, por más de que es cierto que la reforma fiscal podría ser mejor (personalmente espero que los diputados logren aprobar mociones que den como resultado una reforma más integral), es crucial entender que la aprobación de esta es urgente. Reforma fiscal perfecta no habrá, pero la importancia que tiene va más allá del efecto cuantitativo, es necesaria la aprobación de esta lo antes posible para mejorar la perspectiva internacional de nuestra economía por parte de inversionistas y calificadoras de riesgo, lograr habilitar opciones de financiamiento adecuado de nuestros gastos y lograr mitigar en la medida de lo posible shocks externos ocasionados por la coyuntura actual internacional.