El Ministerio de Hacienda envió a la Asamblea Legislativa un presupuesto extraordinario por 600 mil millones de colones, tras percatarse de que los recursos inicialmente aprobados para este año no alcanzarían para pagar la deuda interna que fue adquirida.

Ello ocurrió porque el gobierno de Luis Guillermo Solís estimó que únicamente tendrían que colocarse bonos de deuda por 292.700 millones de colones a corto plazo, sin embargo, por la crisis de liquidez a finales del año pasado el Ejecutivo recurrió a endeudamiento a corto plazo (con vencimiento en el 2018) para poder pagar salarios, aguinaldos, pensiones y ayudas sociales.

En total, las colocaciones de bonos alcanzaron 891.700 millones de colones, es decir, 599 mil millones más de lo inicialmente estimado, pero al haberse colocado después de presentado el presupuesto al Congreso, quedaron por fuera del plan de gastos autorizado por la Asamblea Legislativa.

Dato D+: El Gobierno Central financia sus gastos mediante recaudación tributari...