Ayer/Hoy

Diego Delfino

Edición (muy) especial: Hablando Claro (con el permiso de Vilma)

28 de diciembre, 2017 3:46 am
Edición (muy) especial: Hablando Claro (con el permiso de Vilma)

1.

Juan Diego Castro no es Voldemort

— El reporte de ayer generó malestar en un grupo de lectores que tienen una natural indisposición por Juan Diego Castro. Algunos consideran que lo mejor sería no mencionarlo, “no darle pelota” me dicen, como si Castro fuera un villano de Harry Potter al que se aleja si no se lo nombra.

— Quiero decirles de la forma más respetuosa posible primero, que eso es pensamiento mágico. Segundo, que eso sería ofrecerle un trato diferenciado a Juan Diego.

— ¿Por qué digo que es pensamiento mágico? Porque hace dos años Raymundo y todo el mundo decía “no lo mencionen”. Y no se le mencionó. No sé si todavía hoy creen que esa estrategia dio frutos, visto que el hombre está liderando las encuestas a 6 semanas de las elecciones. Creo que es hora de dejar de pretender que si uno ignora la realidad puede vivir su propia ficción alternativa.

— Eso sin entrar a mencionar que pensar que un reporte mío en el que evidencio algo que ha dicho es “hacerle propaganda” es un abordaje muy simplista primero de mi trabajo y segundo de la realidad. Propaganda le ha hecho Canal 7 y por muchísimos años frente a una audiencia masiva, que es la que hoy le ha dado su respaldo (¡respaldo que, sobra decir, hay que respetar!).

— Sobre el segundo punto: si el día de mañana Rodolfo Piza dice que tiene evidencia de que José María Figueres Olsen se sienta con Franklin Chang a definir a quién debe o no debe investigar una comisión de diputados… ¿ustedes pretenden que yo ignore eso?

— No, no voy a ofrecerle a Juan Diego un “get out of jail free card“. Si el dice algo tan serio como eso yo lo voy a evidenciar y voy a solicitar que se establezca la verdad de las cosas. A alguna gente no le gustará que lo haga, eso es normal, respetable y deseable. Otra, sin embargo, entenderá la importancia de que lo haga.

— Así, gracias a mi reporte de ayer la diputada Patricia Mora hizo un descargo inmediato (por favor, véanlo), porque entendió que los legisladores tienen la responsabilidad y la obligación de aclarar las dudas de la ciudadanía así como Juan Diego Castro tiene la obligación y la responsabilidad de validar y demostrar sus acusaciones.

— No estamos jugando a la casita, mi reporte puede llevar humor, pero no es más que eso: un reporte. Mientras yo no irrespete la ley puedo utilizar recursos que yo considera apropiados (como el humor negro) para darle alcance y proyección a mis ideas e inquietudes. Pero otra cosa muy distinta es la institucionalidad, la democracia y el Estado de Derecho. Estamos hablando de los pilares sobre los que se sostiene nuestro país: ¿Cómo no nos los vamos a tomar en serio?

— Si alguien que pretende ser Presidente de la República dice que un futuro diputado está protegido por una élite política capaz de exigir que no se le “toque” en un informe del Primer Poder de la República no podemos chuparnos el dedo, cambiar el canal y poner los toros. Hay que evidenciar, discutir, y sí, exigir pruebas.

— Entonces… cuando yo digo que sería ameno que Óscar Arias nos dijera a quién le daría su voto entre Edgardo Araya y Juan Diego Castro no estoy exigiéndole a Óscar nada. No tiene por qué contestar. Es un ejercicio de humor. No más. Pero cuando digo que haría bien en refutar a Castro es porque lo están acusando de algo muy grave. Y si Castro sigue acusando a media humanidad de cuanta cosa se le ocurre y todos decidimos callar va a llegar el día en que ya ni siquiera podamos hablar. Y eso, amigos, sí es muy serio.

— No solo la diputada Mora puso los puntos sobre las íes. Marcela Delgado, la periodista que entrevistó a Juan Diego me dijo ayer en Twitter: “Yo esperaré los acaecimientos que dice deben suceder y lo volveré a invitar a tal y como me dijo“.

— Es decir, ella está asumiendo el compromiso público de darle el espacio al hombre para que, “acaecidos los acaecimientos” pueda presentarse al programa una vez más, ahora sí, con toda la evidencia.

— Bien por Patricia. Bien por Marcela. Mujeres valientes y ecuánimes, que no le merman, que no se empequeñecen y que comprendieron el espíritu de estas palabras. Mi norte, estimado lector, ni siquiera es “emplazar” o “perseguir” a un candidato. Es procurar siempre, la búsqueda de la verdad y celebrar nuestra (la de todos) libertad de expresión.

 

2.

Ubiquemos Delfino.CR por lo que es

— Me honra e inspira cuando me exigen a la altura de redacciones completas como las de Semanario, La Nación, El Mundo, Monumental y tantos otros medios que día a día consulto con el afán de acercar las noticias a mi audiencia.

— Tengo mucho respeto por el trabajo de mis colegas, por eso siempre cito las fuentes, reconozco su labor y procuro proyectar a quienes empiezan con nuevas alternativas de comunicación como Planeta Política, Suave un Toque y tantos otros.

— Estoy muy contento con el momento que estamos viviendo: necesitamos más voces, más activas y más comprometidas. La mía es solo una. Alguna gente me ha dicho —por ejemplo— “el problema con Suave un Toque es que es demasiado de izquierda”. En efecto, ellos mismos no lo esconden. Pero ¿qué tiene de malo eso? Yo quisiera más bien un Suave un Toque de derecha, y uno de centro y uno ecologista… ¡y uno de corte conservador!

— Creo a ciegas en la diversidad y disfruto como pocas personas de sentarme a conversar en una mesa en la que distintos criterios se confronten y complementen: en eso estamos. Ninguno de nosotros tiene “la verdad”. Escuchamos, aprendemos, crecemos.

— En ese sentido, muy a pesar de que la gente cree que uno debe “casarse” con una ideología yo creo que con la única que puedo casarme es con la transparencia. No quiero tener nunca nada que ocultarles a ustedes, quiero que siempre puedan preguntar lo que quieran y que sepan que ofreceré una respuesta honesta.

— Así, aunque muchos encuentren “ridículo” lo que voy a decirles mi voto para el Congreso en San José está entre Vamos (conozco y admiro a Margarita Salas y Jimena Caballero) y el Partido Liberal Progresista (tengo excelentes referencias de Marta Blanco), muy a pesar de que no son partidos “afines”. Me importan más las cualidades humanas y profesionales de la persona a la que le doy el voto que la “ideología” del partido al que representa.

— Voy más allá: si viviera en Heredia mi voto sería para el Frente Amplio porque he seguido con atención el trabajo del asesor Jonathan Acuña (segundo lugar por la provincia) y no tengo duda de sus cualidades éticas y profesionales. Su presencia en el Congreso ayudaría a levantar la altura del debate.

— ¿Por qué les cuento esto? Porque quiero siempre que sepan quién les habla y desde dónde les habla. No pretendo ser un experto en absolutamente nada, por el contrario, mi punto de partida es siempre la ignorancia. Hago lo que hago porque quiero y necesito aprender. Y todos los días aprendo.

— Gente muchísimo más preparada que yo comenta cada día mis publicaciones, las complementa, las corrige y las mejora. Para mí eso es un gran privilegio y no lo tomo por sentado. Mi crédito, si tengo alguno, es comunicar, ojalá de forma efectiva, pero no va más allá de eso… ese y no otro, es mi norte, comunicar y utilizar esta herramienta como una plataforma que de una u otra manera nos ayude a “hacer patria”.

— Ya lo he dicho antes: mi objetivo es hacer de lo importante algo interesante. Llevo años de años tratando de encontrar la “fórmula” y con este proyecto finalmente siento el inicio de algo relevante.

— Entonces… hablemos con franqueza, la verdad es que este emprendimiento nace en la sala de mi casa. En ese sentido, constatar que hay meses en que el alcance supera a un millón de personas me resulta todavía hoy, alucinante.

— Día a día me acompañan mi novia (Victoria Miranda, periodista) y 4 gatos. Junto a ella (y ellos) leemos, discutimos, valoramos y preparamos los temas que abordamos acá. Además, moderamos —en la medida de lo posible— Inteligencia Colectiva y pensamos en formas de mejorar este servicio.

— Hoy estamos listos para el siguiente paso. Queremos agregar una versión en audio del reporte, queremos reforzarlo con 24 ilustraciones al año que expliquen distintos temas de importancia país, queremos incentivar la participación directa en Inteligencia Colectiva y queremos empezar a trabajar en video. Vamos paso a paso.

— Así (y con la ayuda de muchísima gente) estamos hoy listos para presentarles Delfino Más. Muchas personas me han preguntado cómo pueden ayudarnos a crecer y esta es la respuesta. El reporte siempre será gratuito pero quienes quieran ayudarnos a consolidar la plataforma podrán hacerlo formando parte de la comunidad de Delfino Más.

— Además de darle un empujón al proyecto para que podamos seguir adelante recibirán una serie de valores agregados que pueden revisar en delfino.cr/suscríbase. Con el tiempo, estos beneficios irán mejorando. Esta es solo la primera etapa. Estamos probando, midiendo, aprendiendo. Escríbanme con sus preguntas, con gusto las contestaré.

— Gracias por el respaldo y el apoyo que nos han dado durante estos 6 meses. Se han burlado de mi usual frase de que lo mejor está por venir y me parece justo y oportuno hacerlo. No por eso dejo de pensarlo. ¡Bienvenidos!

3.

¿Quiere aprovechar esta plataforma?

— Más allá de que usted decida suscribirse o no a la plataforma de Delfino + siempre puede aprovechar Delfino.CR para dar a conocer sus ideas, aprovechando nuestra sección de Opinión, a la que hemos llamado Teclado Abierto.

— Al día de hoy ya he recibido varios artículos muy interesantes que pueden revisar siempre que lo deseen en delfino.cr/opinion

— Al igual que con Inteligencia Colectiva, espero que Teclado Abierto nos permita incentivar un debate de altura, con un sano intercambio de ideas desde las más diversas perspectivas, como siempre, en un marco de respeto y sentido común.

— Si desea publicar su texto envíemelo a [email protected] para que consideremos su publicación. Por lo pronto, feliz jueves, si van para la playa, manejen con cuidado. ¡Salud!

4.

Palabras Prestadas

Lo que pasa es que se creen sabios -dice de golpe-. Se creen sabios porque han juntado un montón de libros y se los han comido. Me da risa, porque en realidad son buenos muchachos y viven convencidos de que lo que estudian y lo que hacen son cosas muy difíciles y profundas. En el circo es igual, Bruno, y entre nosotros es igual. La gente se figura que algunas cosas son el colmo de la dificultad, y por eso aplauden a los trapecistas, o a mí. Yo no sé qué se imaginan, que uno se está haciendo pedazos para tocar bien, o que el trapesista se rompe los tendones cada vez que da un salto. En realidad las cosas verdaderamente difíciles son otras tan distintas, todo lo que la gente cree poder hacer a cada momento. Mirar, por ejemplo, o comprender a un perro o a un gato. Esas son las dificultades, las grandes dificultades“.

— Julio Cortázar

5.

Botonetas

— En El Mundo CRNeng Thao, el cazador de felicidad.

— El analista de redes, Esteban Mora, descubrió un comportamiento irregular en la página de Facebook de Antonio Álvarez.

— El poder revolucionario del pensamiento diverso. Por Elif Shafak, para Ted. Vía Mónica Araya. Tiene subtítulos en español 🙂

— Mi regalo de Navidad atrasado: uno de mis poemas favoritos de Bukowski.

1 comentario

Lea también

Facebook, la red que ayudó a moldear nuestro 2018

04 de enero, 2019 3:39 pm

Facebook es una herramienta increíblemente poderosa y sin ella nuestro 2018 hubiese sido muy diferente.

Reciba gratis el Reporte Delfino en su correo

Lo enviamos de Martes a Viernes bien temprano.