Por Aura Isabella Murillo Soto -  Estudiante de la carrera de Ingeniería Biomédica

¿Se han puesto a pensar en lo rápido que avanza la tecnología hoy día? Es sorprendente notar el avance de la tecnología y la posibilidad de que en unos años la inteligencia artificial (IA) vaya a ocasionar una transformación radical. Pero ¿cómo llegamos a esto? En el mundo ha habido 3 revoluciones desde 1760 hasta mediados del siglo XX. La revolución 4.0 o “cuarta revolución industrial” se dio en el 2011-2013 y trata de la convergencia y transición de las tecnologías: softwares, biotecnologías, tecnologías de comunicación, etc. Esto es fundamental para esta revolución y cambia la forma de vivir, relacionarnos y trabajar.

En un contexto de pandemia mundial, la adaptación tecnológica empresarial y laboral ha evidenciado la revolución 4.0 y ha traído ventajas y desventajas en los negocios a nivel global. Este texto aborda la revolución 4.0 a la luz de la crisis del covid- 19, los beneficios de la revolución en empresas e industrias y las situaciones desfavorables de competitividad que el darwinismo tecnológico expone.

El covid-19 permitió notar como a nivel mundial la revolución 4.0 toma poder en cómo vivimos y trabajamos. De manera forzada, evidenció que muchos procesos comunes pueden simplificarse gracias a la tecnología. Según Mexi, “el cambio repentino al trabajo digital remoto, masivamente y de la noche a la mañana, tiene el potencial de acelerar los cambios en la forma de trabajar y en nuestras ideas sobre la organización del trabajo” (Guerra et al., 2021, p.11). Por esta razón las empresas y sus colaboradores se han tenido que adaptar con mayor rapidez a la tecnología, la cual es ahora una herramienta laboral vital. Aún así, hay carencias de habilidades tecnológicas que dificulta el proceso de transición.

La cuarta revolución industrial sin duda ha traído y traerá muchos beneficios, ya que la automatización ha agilizado el proceso de fabricación de muchas industrias; “con la ciberindustria se eliminan los fallos e interrupciones en la producción” (Reación APD, 2020, párr. 5), lo que logrará una mayor producción a un lapso de corto tiempo. Además, según el especialista Sebastián J. Brau, “se deben crear productos, sistemas, capacitar a las personas y promover la información; construir informática, tecnología e Inteligencia Artificial para potenciar al ser humano y no para sustituirlo” (Barreto et al., 2019, p. 26). Por ende, las empresas buscarán personal capacitado o instruirán a su personal existente en el ámbito de la tecnología y la digitalización para llevar a cabo los procesos productivos y organizacionales, y así mantenerse a flote en la competencia tecnológica.

Sin embargo, el beneficio no es para todos. Muchos procesos a cargo de personas serán sustituidos por procesos automatizados, lo cual causaría gran desempleo en diferentes campos industriales; así lo menciona Perasso (2016): “la cuarta revolución podría acabar con cinco millones de puestos de trabajo en los 15 países más industrializados del mundo” (párr. 21). Para las empresas lo más importante es el retorno de inversión, más cuando se trata de billones. Valeria Perasso, de BBC Mundo, menciona que “según calculó la consultora Accenture en 2015, una versión a escala industrial de esta revolución podría agregar US$14,2 billones a la economía mundial en los próximos 15 años” (Perasso, 2016, párr.19). El darwinismo tecnológico propone que “todos aquellos que no logren adaptarse, no van a lograr sobrevivir” (Acosta, 2021, párr.1). A las industrias realmente no les importa dejar personas atrás e incrementar la brecha digital, siempre que los números aumenten.

En conclusión, la revolución 4.0 genera nuevos nichos a la vez que elimina espacios para personas e industrias en todas partes del mundo. La brecha digital aumenta y la adaptación se vuelve más difícil para las personas sin habilidades digitales. Por ende, considero que la adaptación tecnológica funciona como un método de supervivencia en un contexto en el que la industria dicta los cambios. Nos adaptamos porque nos vemos obligados a hacerlo. De otra forma, ¿cómo traeríamos sustento a nuestros hogares? Más o menos voluntario, todas las personas se ven obligadas a adaptarse, pero no todas tienen las herramientas para hacerlo.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
  • Acosta, P. D. M. G. (2021). ¿Qué es el darwinismo tecnológico?https://www.miros.ec/blog/2018/12/30/que-es-el-darwinismo-tecnologico/melvis/
  • Barreto, J. A., Alemán, H. A. G. y García, R. M. V. (2019). Desafíos y Transformaciones en las Organizaciones y la Gestión Humana en el... EBSCOhost,12, 22-32.
  • Guerra Rodríguez, P., Ortiz Guzmán, A. y Barragán Codina, J. N. (2021). La Industria 4.0. La Revolución que viene y su Impacto en el Empleo en Relación con la Pandemia del covid-19. Industry 4.0. The Coming Revolution and its Impact on Employment in Relation to the covid-19 Pandemic, 16(1), 1-15.
  • Perasso, V. (2016, 12 octubre). Qué es la cuarta revolución industrial (y por qué debería preocuparnos). BBC News Mundo. https://www.bbc.com/mundo/noticias- 37631834
  • Reación APD. (2020, 31 enero). Ciberindustria: Ventajas y desventajas de la 4a revolución industrial. APD España. https://www.apd.es/ciberindustria-ventajas- desventajas/