Por Janekeith Durán – Estudiante de la Escuela de Estudios Generales

El mundo enfrenta uno de sus momentos más convulsos y críticos de las últimas décadas. La pandemia del COVID-19 ha puesto países enteros en cuarentena y ha golpeado nuestros sistemas de salud, la sociedad y la economía. Por ejemplo, este impacto generalizado de la pandemia y las medidas de contención requeridas han ocasionado una drástica contracción de la economía mundial. La crisis, más que sanitaria, es una crisis del desarrollo humano mundial.

De acuerdo con la edición de junio del informe “Perspectivas económicas mundiales” (Banco Mundial, 2020), estamos viviendo la peor recesión económica mundial desde la Segunda Guerra Mundial. Además, esta es la primera vez que tantas economías, al mismo tiempo, experimentan disminución del PIB. Esto no sucedía desde 1870.

Lo anterior da cuenta del nivel de impacto mundial de la pandemia. También el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo reveló que existen enormes diferencias en las capacidades de cada país para hacer frente a la crisis y recuperarse de ella. Por ejemplo, los países con desarrollo humano muy alto tienen un promedio de 30 médicos y 81 enfermeras por diez mil personas, mientras que los países menos adelantados tienen 2,5 médicos y 6 enfermeras. También ha aumentado la brecha digital, ya que en el mundo todavía existe un 85,5% que carecen de una conexión fiable a internet (PNUD, 2020).

Vemos rápidamente cómo una súbita pandemia derivó en una crisis global sin precedentes, pero ¿qué pasará con el mundo después del COVID-19? Algunas cosas podrán volver a la normalidad, otras podrían cambiar radicalmente. Por ejemplo, es de esperar que, terminadas las restricciones de movimiento, muchos negocios que hayan podido sobrevivir las semanas de confinamiento, comiencen a abrir y recibir clientela. Hasta este momento, muchos restaurantes han logrado sobrevivir a punto de entregas a domicilio. Aunque el proceso de las personas para volver a sentir confianza en ciertos espacios públicos tarde en llegar, es previsible que este tipo de negocios puedan ir volviendo a la normalidad. Lo mismo pasa con casi todos los negocios de atención de personas.

Ahora bien, algo podría llegar a cambiar radicalmente. La necesidad de confinamiento puso a las personas a trabajar desde sus hogares. Probablemente muchos empresarios cayeron en cuenta de que la realización del trabajo no requiere de tener a todas las personas en un mismo espacio físico con los costos operativos que eso implica. El trabajo remoto bien podría mantenerse en muchos sectores después de la pandemia.

Hay un último tema: a medida que las restricciones vehiculares y de vuelo se han impuesto, las emisiones de contaminación en el aire han disminuido (BID, 2020). ¿Puede servir esto para impulsar en un futuro mejores medidas de movilidad urbanas ambientalmente responsables? Toda crisis, aún las más desastrosas, puede servir de catalizador de cambios positivos en el futuro. Recuperarse de la crisis requerirá grandes esfuerzos mundiales, pero determinados cambios de mentalidad en la forma en que hacemos las cosas pueden ayudar a tener mejores condiciones laborales, económicas y ambientales en el futuro.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
  • Banco Mundial. (08 de junio de 2020). La COVID-19 (coronavirus) hunde a la economía mundial en la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial. Banco Mundial. Recuperado de https://www.bancomundial.org/es/news/press-release/2020/06/08/covid-19-to-plunge-global-economy-into-worst-recession-since-world-war-ii
  • BID. (6 de abril de 2020). ¿Puede el COVID-19 ayudarnos a visualizar un futuro más sostenible y resiliente? Banco Interamericano de Desarrollo. Recuperado de https://blogs.iadb.org/sostenibilidad/es/puede-el-covid-19-ayudarnos-a-visualizar-un-futuro-mas-sostenible/
  • PNUD. (29 de abril de 2020). COVID-19 - Nuevas tablas de datos del PNUD revelan enormes diferencias en las capacidades de los países para hacer frente a la crisis y recuperarse de ella. Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. Recuperado de https://www.undp.org/content/undp/es/home/news-centre/news/2020/COVID19_UNDP_data_dashboards_reveal_disparities_among_countries_to_cope_and_recover.html