María José Leandro Loaiza - Estudiante de Ingeniería Química Industrial

Como se sabe, el origen de la contabilidad es de antigua data, se remonta al momento en que el hombre tuvo la necesidad de contar y anotar. Sin embargo, no es sino hasta 1494 cuando Fray Luca Pacciolo nos otorgara un sistema de contabilidad a través de la partida doble, el cual fue expresado en 36 capítulos de su libro Métodos Contables. Con el pasar de los años, la evolución del sistema contable fue un proceso de cientificidad pura, ya que la misma, con el progreso de las civilizaciones, permitió su desarrollo a través de la incorporación de nuevas teorías; es decir, una corriente filosófica contable de una civilización dio inicio a otro pensamiento. En ese sentido, encontramos, hoy por hoy, un poco más de 500 años de historia contable, que es la base de la contabilidad y la teneduría de libros que conocemos en la actualidad.

Contabilidad evolucionó históricamente a medida que surgieron las necesidades, y los cambios en su técnica y sus conceptos ocurrieron gradualmente. Pero han sido necesarias nuevas prácticas contabilísticas al nivel de instituciones y relaciones económicas cambiantes y a la misma altura de los objetivos de la contabilidad, también cambiantes. Sin embargo, continúan en uso muchas técnicas y conceptos después de haber cesado las condiciones que los hicieron necesarios. (Hendriksen, 1974, citado por Rodríguez, De Freitas y Zaà, 2012)

Esto quiere decir que la historia de la contabilidad ha evolucionado de manera considerable. Desde el principio de los tiempos, la humanidad ha tenido que mantener un orden en cada aspecto de su vida y más aún en materia económica, por lo cual utiliza medios y prácticas avanzadas para facilitar el intercambio o manejo de las operaciones. Se sabe que la contabilidad nace con la necesidad de toda persona natural o jurídica que tenga como actividad el comercio, la industria, prestación de servicios o finanzas; así como de poder generar información de los recursos que posee, y poder entender si llegó o no a los objetivos trazados (Baldiviezo, 2008).

La importancia de la contabilidad en los negocios radica en que es una de las formas en que un negocio puede crecer y aumentar sus ganancias; es la columna vertebral de las finanzas en el mundo de los negocios. Recordemos que la contabilidad fue creada en respuesta al desarrollo del comercio en la era medieval para mantener un control sobre las transacciones. Algunos de sus métodos siguen vigentes en nuestros días. Sin un control sobre las transacciones comerciales y las finanzas implicadas en ellas, los negocios no tendrían forma de optimizar sus recursos, sus ganancias, sus ingresos, sus egresos.

El lenguaje de los negocios: así es como algunos llaman a la contabilidad, porque se encarga de la interpretación de las operaciones y las finanzas de las empresas y negocios. La contabilidad es importante en un negocio porque es la guía para la toma de decisiones presentes y futuras. Por ejemplo, ¿con tus ventas actuales generas una ganancia? Con la contabilidad se puede demostrar mediante un análisis si las ventas están generando ganancias. También es sumamente importante porque, optimizando las finanzas, el negocio puede dar un salto muy grande, puede tener un crecimiento constante y una estabilidad económica que sólo el correcto uso de un sistema contable le puede otorgar.

La contabilidad nos permitirá determinar y preparar de forma eficaz y concluyente todos los estados contables dándonos acceso de forma directa y real a los resultados financieros que tenemos, de una forma muy sencilla. Por estas y muchas otras razones es la base fundamental para la administración de un negocio. Por lo tanto, no debemos dudar en establecer la contabilidad en un negocio si queremos evitar que este termine siendo un fracaso rotundo.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

 

Referencias bibliográficas
  • Baldiviezo, J. M. (2008). Historia de la contabilidad. Recuperado de https://www.promonegocios.net/contabilidad/historia-contabilidad.html
  • Rodríguez, J., De Freitas, S. y Zaá, J. (2012). La contabilidad en el contexto de la globalización y la revolución teleinformática. Revista Venezolana de Análisis de Coyuntura, XVIII(1),161-183.