José Francisco Sáenz Calvo - Estudiante de la carrera en Ingeniería Informática

"La elección de la humanidad yace entre la libertad y la felicidad y para la gran mayoría de la humanidad la felicidad es la correcta."

George Orwell

Las autoridades del Gobierno Chino actuaron de forma inmoral en la censura y el manejo de las primeras señales del coronavirus, lo cual atentó contra el bien común del pueblo chino y de la comunidad internacional. Según BBC News (2020), a finales del 2019, en la ciudad de Wuhan en China, un médico llamado Li Wenliang compartía su preocupación con sus colegas por mensajes privados acerca de un potencial virus que se comportaba como el SARS (Síndrome respiratorio agudo y grave, por sus siglas en inglés). Cuando esas conversaciones se filtraron, las autoridades de la ciudad prontamente censuraron el tema y obligaron a Li a retirar públicamente sus sospechas amenazándolo de consecuencias legales por incitar al “caos social”. Un poco más de un mes después, según el Hospital Central de Wuhan, Li había muerto por complicaciones al haber contraído el coronavirus, el mismo virus por el cual había sido censurado al intentar compartir sus preocupaciones (Chen, 2020).

En la novela 1984, el escritor George Orwell creó un gobierno con el poder sobre los medios de comunicación y opinión pública, el cual es capaz de tergiversar los hechos para preservar el bien común del partido y, por ende, de sus ciudadanos. En el caso de la República Popular de China, la cual ha mantenido un control estricto sobre los hechos y estadísticas de los brotes de coronavirus en su territorio, podemos contraponer dicha situación con la ficción de Orwell. La censura del internet y la vigilancia constante de sus ciudadanos es justificada en favor del orden social, de un bien común definido por el gobierno y ejercido por sus instituciones. En esta narrativa el bien común es sinónimo de mantener el status quo, reforzar la noción de que el gobierno es capaz de mantener el orden y asegurar el bienestar de sus ciudadanos sin excepción alguna.

El argumento moral que defienden las autoridades chinas cae en conflicto con una regla moral universalmente aceptada, la cual es el derecho humano a la opinión y la libre expresión. Sin un argumento moral válido, las autoridades censuraron la preocupación de un profesional de la salud sobre anomalías en los síntomas de sus pacientes, poniendo en riesgo a la población de la ciudad. Aun apelando a la teoría del utilitarismo moral (Vaughn, 2016), en la cual censurar al médico conlleva un aumento de la felicidad de la población al no preocuparse por un nuevo virus, la posibilidad de la existencia de este, que no fue reconocido como tal, es un riesgo en potencia mucho mayor al descontento social.

Al suponer que la censura puede evitar el descontento popular, el gobierno está moralmente en lo correcto bajo el utilitarismo por no revelar información preocupante al público, aun con alguna evidencia que pudiera confirmar las preocupaciones de Li. La decisión inmoral sería como siguiente acción evitar toda acción de Li y del personal médico de Wuhan de recaudar información acerca de las sospechas de un nuevo virus y cómo prevenirlo. Si esta decisión se tomó es incierto, ya que el gobierno, al controlar la información, no revelaría tal error. Conociendo las consecuencias de las medidas de las autoridades, se puede argumentar que tomaron activamente la decisión de preservar su imagen por encima del bien común de sus ciudadanos. Por ende, bajo la misma teoría moral con la cual se puede defender su decisión inicial, las consecuentes disminuyen la felicidad general de la población, por lo tanto, pueden calificarse como inmorales.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
• BBC News. (7 de febrero del 2020). Li Wenliang: Coronavirus kills Chinese whistleblower doctor. Recuperado de https://www.bbc.com/news/world-asia-china-51403795.
• Chen, Q. (7 de febrero del 2020). ‘Do you understand?’: The police letter that tried to silence coronavirus whistleblower. Recuperado de https://amp.inkstonenews.com/health/police-letter-tried-keep-chinese-doctor-li-wenliang-warning-coronavirus/article/3049555? El 7 de febrero del 2020.
• Vaughn, L. (2016). Doing ethics: moral reasoning and contemporary issues (4ta. Ed.). New York: W.W. Norton & Company.