Cristina Garro Núñez – Estudiante de la carrera de Estudios Generales

Como dice el poeta chileno Pablo Neruda, “podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera”. Se hace referencia a esta cita célebre para comparar el juicio negativo en contra de la Cuarta Revolución Industrial y sus aportes a la vida actual. Por más que las personas se nieguen e ignoren el cambio tecnológico, no van a poder detener la implementación de las nuevas tecnologías. Las diferentes revoluciones industriales han implicado importantes avances para la sociedad, desde máquinas de vapor hasta las tecnologías de comunicaciones, esta última es parte de la Cuarta Revolución Industrial.

Uno de los principales progresos que trajo la Cuarta Revolución Industrial fue la inteligencia artificial, como los robots, Siri y Alexa. Esta revolución se encuentra en un momento crítico en la historia, que es el crear conciencia, cuidar y proteger el medio ambiente. Para tener éxito en la nueva revolución se necesitan personas “que puedan afrontar y solucionar problemas complejos, además de crear e inventar sistemas y procesos (Fonseca, 2017, citado en Galindo, Ruiz, San Miguel, 2017). Además, se necesita colaboración para seguir desarrollando la inteligencia artificial dentro del ámbito ambiental. Por esta y otras razones, los seres humanos no deberían detener la innovación de este tipo de tecnologías, ya que es una ventaja usar la inteligencia artificial para el beneficio del planeta.

La inteligencia artificial se puede entender como “estrategias de programación y máquinas físicas para reproducir de la forma más eficiente y completa posible las tareas cognitivas y científico-técnicas llamadas ‘inteligentes” (Gustavo, 2017). Esta cita quiere decir que la inteligencia artificial ayuda en el desarrollo de proyectos para encontrar soluciones rápidas, así como ya ha logrado diferentes avances con resultados positivos en el sector ambiental. Un ejemplo es el desarrollo de energías renovables, específicamente la energía generada por las eólicas. Para implementar este tipo de energía amigable con el ambiente se necesitan varios tipos de análisis que requieren la ayuda de la inteligencia artificial. Esta tecnología permite que se estudie el historial de las eólicas y mejore su rendimiento actual. Antes de empezar se necesitan varios estudios acerca del lugar, el viento y otros datos, por lo que la inteligencia artificial ayuda en la “construcción de modelos mediante algoritmos de aprendizaje automático, conocimiento experto o una mezcla de ambos” (Ibargüengoytia et al, 2018). En el trabajo realizado por Ibargüengoytia et al., se comprueba que la inteligencia artificial facilita respuestas más eficientes a los problemas de energías renovables, así como las eólicas.

También se puede hacer uso de la inteligencia artificial dentro de los hogares con el uso de la tecnología que se conoce como domótica. La domótica es la tecnología que se encarga del sistema automático de la casa, por ejemplo, apagar o encender las luces, tocar música por Bluetooth, bajar las cortinas, cerrar o abrir las puertas, ajustar la temperatura, y muchas más tareas. Esta tecnología ayuda a que exista un “considerable ahorro económico para los usuarios de la vivienda de alrededor del 25%” (García y Moreno, 2018).

En la cuarta revolución se desarrollan y implementan varias innovaciones para ayudar con en el progreso de la sociedad y no para ignorar o detener el cambio tecnológico. Se necesitan personas capacitadas que cuenten con la habilidad para manejar las tecnologías más complejas y así avanzar con el desarrollo del planeta. Así como se ilustra en la figura 1., muchas de estas tecnologías pueden servir para mejorar la condición actual del medio ambiente y de esa manera poder preservar el hogar.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
• Galindo-Arranz, F. Ruiz-Blanco, S. Ruiz-San Miguel F.J. (2017). Competencias digitales ante la
irrupción de la Cuarta Revolución Industrial. Recuperado de http://ojs.labcom-ifp.ubi.pt/index.php/ec/user/register
• García-Sánchez, C.M. y Moreno-Martín, F. (2018). Una panorámica de la Inteligencia Artificial aplicada a la domótica. Recuperado de http://www.it.uc3m.es/~jvillena/irc/practicas/13-14/08.pdf
• Gustavo-Corvalán, J.G. (2017). Inteligencia Artificial y derechos humanos (Parte I).
Inteligencia Artificial No 01, Diario DPI. Recuperado de https://dpicuantico.com/sitio/wp-content/uploads/2017/07/Juan-Gustavo-Corvalan-Constitucional-03.07.2017.pdf
• Ibargüengoytia-González, P. H, Reyes-Ballesteros, A., Borunda-Pacheco, M. y García-López, U. A. (2018). Wind power forecasting using Artificial Intelligence tools. Ingeniería, investigación y tecnología, 19(4), e033. https://dx.doi.org/10.22201/fi.25940732e.2018.19n4.033