Luis Felipe Camacho Calvo – Estudiante de la carrera de Ingeniería electrónica

La electrónica en la actualidad es uno de los campos más importantes en el diario vivir de las personas. Hoy en día, el uso de computadores, celulares, tabletas, cámaras, entre otros, es una herramienta fundamental en puestos de trabajo y en educación. Además, estos dispositivos también son utilizados como entretenimiento de grandes y chicos, en general. Esta dependencia que tiene la población mundial a los equipos electrónicos no hubiera sido posible sin la coordinación de una serie de circuitos y componentes que hacen que cada diseño funcione a la perfección. Una de estas piezas o componentes son los decodificadores.

Un decodificador se puede definir, según Tocci y Widmer (2003), como un circuito lógico que acepta un conjunto de entradas. Representa un número binario y solo activa la salida que corresponde a ese número de entrada. Este dispositivo tiene varias salidas, y se activará aquella que establezca el código aplicado a la entrada. Para esto existe una característica fundamental que permite que, para cada combinación de entradas, sólo una de las salidas tiene un nivel lógico diferente a las demás (Mano, 1994).

En general, un decodificador posee N líneas de entrada para gestionar N bits y en una de las 2N líneas de salida indica la presencia de una o más combinaciones de N bits. Para una mayor comprensión, un código de 3 bits, por citar un caso, tiene 3 entradas y 8 combinaciones posibles. Cada combinación activa solamente una salida: el decodificador acepta una entrada con un cierto código en binario y luego activa la salida correspondiente (Pérez y Merino, 2019).

Los decodificadores según Mandado y Mandado (2008), se pueden dividir en excitadores y no excitadores. El primero es donde sus salidas pueden controlar un indicador numérico y el segundo donde no. Por otra parte, UNICAN (s.f.) divide los decodificadores en más apartados donde sobresalen los binarios básicos, de 4 bits, BCD a decimal y BCD a 7 segmentos.

Los demultiplexores se pueden ver como un ejemplo de decodificador y, en general, estos circuitos se emplean fundamentalmente en el direccionamiento de los dispositivos de una CPU, el direccionamiento de memorias RAM o ROM, y la visualización de resultados. Además, un decodificador también puede utilizarse para implementar funciones lógicas en la forma SOP, basta colocar una compuerta OR que tome todas las salidas correspondientes para las cuales la función tiene que valer 1 (Blanco, 2005).

Puede ser que los conceptos anteriores no sean familiares para una persona que conozca poco sobre electrónica, por lo que una manera de comprender el funcionamiento de un decodificador es pensar en los dispositivos que se utilizan en los televisores. Estos decodificadores reciben una señal codificada que se emite por fibra óptica o de manera satelital. Dicha señal no puede ser vista en cualquier televisor: se necesita un decodificador capaz de decodificar el código para volverla visible. De esta forma, cuando el decodificar recibe la señal (entrada), la decodifica y la hace visible (salida) en el televisor al que se encuentra conectado (Pérez y Merino, 2019).

Para concluir se puede decir que los decodificadores son fundamentales en la electrónica y en nuestra vida en general, ya que sin ellos no se podrían unificar el lenguaje y no podría ver comunicación entre el hombre y la máquina, ya que estos dispositivos permiten modificar las señales binarias. Por eso, cada vez que se utilice un televisor, un teléfono móvil o una computadora se debe recordar que existen pequeños circuitos que están permitiendo que pueda continuar con mis actividades de trabajo, educación y diversión.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
• Blanco, C. (2005). Fundamentos de electrónica digital. España: Paraninfo.
• Mano, M. (1994). Arquitectura de computadoras. España: Pearson Educación.
• Mandado, E y Mandado, Y. (2008). Sistemas electrónicos digitales. 9 ed. México: Marcombo.
• Pérez, J y Merino, M. (2019). Definición de decodificador. Recuperado de https://definicion.de/decodificador/
• Tocci, R y Widme, N. (2003). Sistemas digitales: principios y aplicaciones. España: Pearson Educación.
• ÚNICA. (s.f). Decodificadores. Recuperado de https://personales.unican.es/manzanom/Planantiguo/EDigitalI/DECG6.pdf