Carlos Gómez - Estudiante de la carrera de Ingeniería Electrónica

Los trenes de hoy en día son mucho más avanzados que sus predecesores. Su desarrollo fue gracias a su funcionalidad para transporte de larga distancia, relativamente más económico y rápido. La idea de los trenes comenzó con los babilonios, asirios y persas. Estas civilizaciones hacían vagones para transportar materiales pesados. En este documento, se quiere explicar acerca de los trenes en la actualidad, más específicamente, de los trenes de levitación magnética. Esto suena como ciencia ficción, sin embargo, ya son una realidad.

El enfoque de este proyecto no es sobre un tren cualquiera; se trata de los trenes de levitación magnética. Esto se refiere a los trenes que no usan ruedas para moverse, sino que levitan por fuerzas magnéticas. La razón por la que se crearon o se idearon fue principalmente para aumentar la velocidad del transporte, gracias a la reducción de la fricción sobre los rieles. Esto significa que un tren de levitación magnética puede viajar a velocidades mucho más altas que las de un tren común.

Este tipo de trenes usan el principio de las fuerzas magnéticas, donde polos iguales se repelen. De esta manera, magnetizar el tren y los rieles con la misma polaridad hace que los rieles “empujen” al tren y este “levite”, disminuyendo la fricción. La tecnología usada se llama Maglev (magnetic levitation). El Shinkasen L0 tiene un récord de velocidad entre los trenes: ha viajado a una velocidad de 603 km/h. Esto significa, que, a velocidad máxima, se podría viajar de la frontera Nicaragua-Costa Rica hasta la frontera Costa Rica-Panamá en menos de una hora.

Para contrastar, los trenes bala que se usan en la mayoría de Europa viajan a una velocidad promedio de 300 km/h. La velocidad promedio de un tren Maglev es de por lo menos 450 km/h, por lo que, en el factor de velocidad, tiene una gran ventaja. Adicionalmente, puede competir con aviones para transporte de larga distancia, ya que son más cómodos y su velocidad no es tan marcada; un vuelo promedio tiene una velocidad de 850 km/h. Solo es cuestión de que este medio sea más accesible.

Adicionalmente, estos trenes son muy seguros, por lo que no hay ningún motivo de preocupación al montar uno. En cuestión de precio, la infraestructura es más cara que la requerida para un avión. Sin embargo, a largo plazo puede salir más barato y mucho más beneficioso para el ambiente, ya que no hay consumo de combustibles. (Campillo, 2015)

Como el nombre lo indica, el tren está suspendido por campos electromagnéticos. Aunque el nombre “levitación’ lo hace sonar como si estuviera volando, en realidad, solo levita a una altura de 15mm de las vías. Gracias al poco contacto con las vías, también es muy silencioso. Este es un factor de conveniencia para transporte dentro de la ciudad, ya que reduce el nivel de sonido. (Bejerano, 2013).

En conclusión, los trenes de levitación magnética son una gran oportunidad para el transporte terrestre en un futuro. Aunque el precio de infraestructura es muy alto, tiene muchos beneficios: más velocidad que la de un tren normal, bajo nivel de sonido y bajo nivel de contaminación. Estas características hacen muy factible que el tren de levitación magnética sea el método de transporte del futuro.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

 

Referencias bibliográficas