1.

Fin de la trama

— No va más. Ya lo habíamos comentado: conseguir 38 diputados dispuestos a la insensatez no sería tarea fácil. Y no lo fue. Apenas 20 (de los 26 kamikaze) votaron a favor de “desenterrar” la “propuesta final” del fondo de la agenda legislativa para intentar, a última hora y a la carrera, convencer a la Sala Constitucional de que modificara la fecha de entrada en vigencia del matrimonio igualitario.

— Finalmente el país puede decir: no se hable más, el tema quedó enterrado. Nótese que estamos ante una Asamblea de marcado peso conservador y aun así el sentido común y el respeto por el Estado de Derecho terminaron por imperar. 33 diputados votaron en contra de la moción biscocho y listo, apague y vámonos.

— Tiempo para propuestas, arreglos, enmiendas e ideotas hubo. Y claramente a 4 días de que acabe la novela —¡y en media pandemia!— no está la Magdalena para tafetanes. ¡A otra cosa mariposa!

Lea además: Laura y Jazmín presentan amparo y denuncian por prevaricato a jue...