• Empresas e instituciones como Google, SpaceX, la NASA, el gobierno de Taiwan e incluso el Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York, han prohibido o aconsejado el no uso de la aplicación.

Reconocemos que no cumplimos con las expectativas de privacidad y seguridad. Por eso, lo siento profundamente”, escribió el CEO y fundador de ZoomEric Yuan, en un comunicado.

La plataforma para realizar videoconferencias, reuniones virtuales o clases virtuales, vive un auge debido a la pandemia y la obligación de gran parte de la población de cumplir con el aislamiento social. No obstante, desde hace algunas semanas se revelaron problemas de privacidad y de protección de los datos personales.

En la justificación dada por Zoom se enumeran los trabajos llevados por la empresa para mejorar en ese ámbito. De ellas destacamos:  

  • Enfocarse en los mayores problemas de confianza, seguridad y privacidad.
  • Realizar una revisión exhaustiva con expertos de terceros y usuarios representativos para comprender y garantizar la seguridad de todos nuestros nuevos casos de uso para el consumidor.
  • Preparación de un informe de transparencia que detalla información relacionada con solicitudes de datos, registros o contenido.
  • Mejorar programa actual de recompensas de errores.
  • Involucrando una serie de pruebas simultáneas de penetración de caja blanca para identificar y abordar problemas.

Para poner en contexto el crecimiento de la aplicación; a fines de diciembre del año pasado, el número máximo de participantes en reuniones, tanto gratuitos como pagados, fue de aproximadamente 10 millones. En marzo de este año, fueron más de 200 millones de participantes diarios, detalla el documento.

"No diseñamos el producto con la previsión de que, en cuestión de semanas, todas las personas en el mundo de repente estarían trabajando, estudiando y socializando desde su hogar", justifica el informe donde se añade que sus esfuerzos se redoblaran para cumplir con la transparencia y la seguridad de los usuarios.

Y es que, por ejemplo, en una investigación de The New York Times se reveló que la aplicación contaba con una función de minería de datos, nada más iniciar la sesión. La misma unía automáticamente los nombres de los usuarios y las direcciones de correo con los perfiles de LinkedIn.

Debido a los problemas de Zoom empresas e instituciones como Google, SpaceX, la NASA, el gobierno de Taiwan e incluso el Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York, han prohibido o aconsejado el no uso de la aplicación. 

Nuestro equipo de seguridad informó a los empleados que utilizan Zoom Desktop Client que ya no se ejecutará en computadoras corporativas, ya que no cumple con nuestros estándares de seguridad para las aplicaciones utilizadas por nuestros empleados", explicó un vocero de Google al medio de comunicación estadounidense The Verge.

Otras alternativas 

Con la intención de detener la propagación de coronavirus, el ritmo en el que el trabajo y la educación dan el paso al área digital, se ha acelerado.  Las tecnologías digitales han disminuido el impacto de la pandemia en algunas profesiones y en parte de la educación, al tiempo que han permitido sostener comunicaciones personales y actividades de entretenimiento en los hogares.

Además de las famosas plataformas como Hangouts de Google,  Microsoft Teams y Skype de Microsoft,  también se asoma Jitsi, una herramienta de código abierto que tiene como base la privacidad y seguridad de sus usuarios y no tiene limite de participantes por llamada, lo que le ha ayudado a ganar fuerzas en las últimas semanas debido a la polémica en torno a Zoom.

Otras aplicaciones que pueden ser de utilidad para las empresas, instituciones educativas y para las relaciones personales son:


Si desea compartir sus experiencias sobre teletrabajo y educación (profesores y estudiantes) con las plataformas digitales, puede escribirme al correo alonso@delfino.cr