Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Desde los años ochenta Costa Rica se ha mantenido, establemente, con un reconocimiento como destino sostenible e innovador; y en los últimos años se ha incluido: el reconocimiento de destino inclusivo.  Aunque tradicionalmente se piensa que somos un país mucho más conservador que muchos de los países desde donde provienen nuestro mercado, su buena reputación por el respeto a los Derechos Humanos, lo hace un destino ideal para este mercado.

Pero hablando enteramente sobre la parte económica que es lo que ha sido cuestionado por un sector, es importante hacer mención sobre lo que la Organización Mundial de Turismo ha indicado sobre este nicho, y lo que debe hacer Costa Rica como destino.

Como primer elemento que parece obvio es la diversificación de mercado. Como cualquier competidor más, Costa Rica debe intentar abarcar una mayor diversificación del mercado y penetración en la mayor cantidad de nichos posibles siempre y cuando sean acordes con sus valores y posibilidades. Y es que, en un reciente estudio realizado para nuestro país, quedó altamente demostrado que más del ochenta por ciento de nuestros potenciales clientes consideran a Costa Rica como el destino de sus vacaciones por cuanto los valores del destino (como el respeto a los derechos humanos) está alineado con los de esos potenciales clientes.

Adicionalmente a la diversificación de mercado y relacionado con ello está la diferenciación de nuestros competidores. Si bien es cierto el mundo cada día se aparta cada vez mas de las políticas de discriminación, aún, algunos de nuestros competidores siguen debiendo en esta materia, lo cual nos da una ventaja competitiva para la atracción de este nicho.  De nuevo, existen estudios de la Organización Mundial de Turismo que establecen que la hostilidad a este nicho de mercado causa una mala reputación de la marca país que afecta no solo a los miembros de esta comunidad sino a un espectro mucho mayor. Adicionalmente, un estudio realizado por la firma Deloitte a más de 8.000 millenials en 29 países, en un porcentaje del 87% prefieren las marcas que se comportan responsablemente hacia la sociedad y establecieron que “el éxito de un negocio debe ser medido en términos superiores a su performance financiero, sino al comportamiento de sus trabajadores”.

Como segundo elemento importante está el alcance económico de este nicho de mercado. De conformidad con la OIT antes mencionada, solo para Estados Unidos de América, nuestro mayor cliente, el alcance económico de estos consumidores fue de más de 9.000 millones de dólares en el año 2016. Eso es casi 2.5 veces lo que actualmente produce el sector Turismo para todo Costa Rica en el año 2019. En términos poblacionales, según estos estudios en el año 2016 treinta y seis millones de viajeros de este nicho de mercado viajaron fueras de sus países de orígenes para realizar vacaciones. Si tan solo un 1% de ellos vinieran a nuestro país, sería un incremento de más de un 10% del total de turistas, incremento que no hemos tenido en los últimos años.

Como caso de estudio está lo ocurrido en California y en Nueva York. En el primer estado, después de que se promoviera la legislación del matrimonio del mismo sexo se generaron mas de 50,000 matrimonios en los siguientes 3 años que generaron cerca de US$400 millones de dólares y cerca de US$31 millones de dólares en impuestos.  Por su parte en el año 2012, en Nueva York según el estudio denominado, El Impacto del Matrimonio del Mismo Sexo en la Ciudad de Nueva York durante 2011-2012 realizado por el mismo Ayuntamiento, durante el primer año se realizaron más de 8200 matrimonios que generaron 259 millones de dólares como impacto económico de las personas que visitaron la ciudad para estos eventos con un gasto promedio diario de 500 dólares.

Si a esto le sumamos que Costa Rica ya está posicionado como un destino de Lunas de Miel en general, cosa que no necesariamente ocurre con algunos de los países que son competidores en este nicho de mercado, pareciera que el alcance económico podría ser incluso mayor a lo que ha ocurrido en estos mercados.  Este posicionamiento de Costa Rica además ha sido promovido por el país desde hace muchos años durante algunas de las Ferias más relevantes del mundo en las cuales, incluso el país ha participado en el capitulo de Turismo LGTBI de estas ferias por medio primordialmente del ICT y la Cámara de Comercio Diversa.

Así las cosas, desde el punto de vista económico la inclusión del nicho de mercado de la comunidad LGTBI no debe ser tomada como un riesgo para la imagen del país sino como una oportunidad de ser consecuente con sus principios de respeto a los derechos humanos, pero sobre todo como una oportunidad económica en medio de una crisis actual y una eventual que podría ocurrir por Convid-19.