Por Ximena Pacheco Zuñiga - Estudiante de la carrera de Publicidad con énfasis en producción en multimedia

La Universidad es un lugar en donde las personas se logran desarrollar como profesionales a nivel educativo, en donde se les enseña cómo proceder en el ámbito de la carrera de su elección. Es donde se les provee las mejores herramientas a nivel académico, que son las más importantes. Pero, ¿les ofrecen los mejores recursos a nivel personal? ¿Se preocupan por su salud y bienestar físico y mental? Es por ello que el contar con clubes de actividades físicas pueden brindar un beneficio a los estudiantes. Por consiguiente, quiero hacer énfasis en cómo el contar con un club de baile puede ser de gran provecho para la vida de los estudiantes.

El contar con un grupo de baile es de gran provecho para la población estudiantil puesto que ayuda en distintos ambientes de la vida a nivel personal y académico como en la sociabilidad, la disciplina y la recreación. El baile nos ayuda a desarrollar más a fondo nuestras habilidades sociales ya que este es un ambiente en donde, sí o sí, llegamos a estar rodeados de personas y, por ende, nos lleva a conocer a estos individuos que disfrutan lo mismo que nosotros. En cuanto a la disciplina, creo que para las universidades es importante contar con estudiantes disciplinados y responsables, al tener personas que se inscriben y empiezan a conocer el baile se dan cuenta de la importancia de tener disciplina y poco a poco, la tengan o no, se les va desarrollando poco a poco. No cabe duda para mí, en lo que he visto en mis años como bailarina, que el baile es un momento de recreación para muchos; ejercicio, aprendizaje y disfrute con fuente recreativa para el ser humano.

Las instituciones que quieren velar por el bienestar de sus estudiantes deben disponer de momentos para que ellos puedan crecer. El baile es un arte que permite que las personas conozcan y conecten más con su cuerpo. Una manera en que las universidades pueden aprovechar dicho arte al tener un club del baile es realizando actividades en donde se pueda invitar a nuevos estudiantes a conocer las bases de los distintos tipos de baile. Es decir, por mes se podrían realizar clases de distintos ritmos, también crear actividades no solo para los estudiantes sino para sus familiares, realizar “family days” en los que puedan participar desde los más pequeños hasta los más grandes, usar al club para que den shows en cada fecha especial, hacer del club un grupo coreográfico, en donde se puedan hacer videos cada cierto tiempo para promocionar al club, unir al club con alguna ONG como Lifting Hands, en donde el club pueda dar de sus conocimientos a niños y jóvenes de pocos recursos, y realizar actividades recreativas a las que los estudiantes puedan ir a bailar, comer y pasarla bien.

Todo lo anterior tiene como propósito promover la buena salud física y mental en los estudiantes y personas externas, ya que, hoy en día y más ahora con la pandemia del COVID-19, la salud mental se ha visto perjudicada debido al confinamiento. Por ello, las universidades deben desarrollar actividades que nutran la salud mental, y el baile es una de ellas, lo cual podemos respaldar con las palabras de la periodista Anna Basquiat (2018), quien describe lo describe así:
El baile es excelente para ayudar a las personas que padecen de depresión, toda vez que estimula la producción de endorfinas (hormonas que combaten el estrés) y ayuda con los sentimientos de aislamiento, además de contribuir a la regulación de los niveles de serotonina y dopamina, neurotransmisores claves para no caer en depresión (párr. 4).
Por esto es de suma importancia que las instituciones se unan con el club de baile para fomentar actividades para la buena salud mental.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
  • Basquiat, A. (2018, 7 de octubre). Bailar podría convertirse en el mejor arma para combatir la depresión. La Vanguardia. https://www.lavanguardia.com/cribeo/estilo-de-vida/20181007/47429512291/bailar-podria-convertirse-en-el-mejor-arma-para-combatir-la-depresion.html.