Walter Cruzatti – Estudiante del curso de Estudios Generales

La quimioterapia es uno de los tratamientos más utilizados para combatir el cáncer en el siglo XXI. Sin embargo, este tratamiento no garantiza que la persona vaya a superar la enfermedad y, sobre todo, a sobrevivir al procedimiento. Al respecto, un estudio realizado por la Public Health England revela que los pacientes que se someten a tratamientos anticancerígenos a través de la quimioterapia tienen muchas probabilidades de perder su vida durante este procedimiento (Wallington y otros, 2016). Esta situación nos permite reflexionar respecto de si la quimioterapia puede ayudar a salvar vidas desahuciadas por el cáncer o, por el contrario, solo contribuye a extinguirlas.

Siempre se ha creído que la quimioterapia es el Belerofonte del cáncer. De hecho, se concibe que este tratamiento tiene por objetivo “destruir las células que componen el tumor con el fin de lograr la reducción de la enfermedad” (Asociación Española contra el Cáncer, 2011), ya que de esta manera se inhibe el desarrollo de las células cancerígenas. Sin embargo, este proceso de destrucción también afecta a las células que no son cancerígenas, puesto que no es selectiva, no estima qué células son buenas o malas, solo destruye. Esta situación produce un detrimento de la integridad del ser humano. Al respecto, de acuerdo con American Brain Tumor Association (2018) “los fármacos quimioterapéuticos afectan algunas células normales en mayor grado que otros” (p. 8), lo cual genera riesgo a la vida de la persona que se encuentra enfrentando este mal.

A su vez, otros estudios señalan que “los medicamentos de quimioterapia son muy potentes, pues matan cualquier célula de rápido crecimiento, incluso las que no son cancerosas” (American Cancer Society, 2018, p.9). Por ello, aunque la quimioterapia resulte, en algunos casos, ser el único medio que se utiliza para luchar contra el cáncer, siempre existirá una alta probabilidad de que el tratamiento termine extinguiendo la vida del enfermo que padece este mal, puesto que los estudios citados revelan que la capacidad destructiva de los fármacos utilizados en el tratamiento no diferencia entre células cancerígenas y no cancerígenas.

Ahora bien, también existen tratamientos alternos a la quimioterapia que pueden contribuir a la cura del cáncer. Para ello, también es necesario que las personas hagan revisiones médicas de forma periódica, debido a que si el cáncer es detectado con mucha anticipación existirán alternativas menos gravosas que la quimioterapia para afrontar esta enfermedad. En este sentido, también será importante que el médico evalúe el riesgo-beneficio que significa prolongar la terapia con base en la quimioterapia en casos de pacientes con cáncer terminal (Arsentales Montalva y otros, 2016), puesto que son a ellos a los que más suele afectar el uso de este tratamiento. No obstante, también es importante que se haga este análisis a los pacientes que no tienen este cáncer terminal, ya que la quimioterapia podría agravar su condición. En este sentido, la quimioterapia será como jugar a la ruleta rusa con un revólver, ya que cada tratamiento puede acercar al paciente a la vida o la muerte.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencia bibliográfica:
• American Brain Tumor Association. (2018). Quimioterapia. Chicago: American Brain Tumor Association.
• American Cancer Society. (2018). Quimioterapia ¿Qué es y cómo ayuda? Georgia: American Cancer Society.
• Arsentales Montalva, V., Tenorio Guadalupe, M., Yonz Buendía, Y., Pimentel Alvarez, P., y Fiestas Saldarriaga, F. (2016). Quimioterapia y alternativas en el cáncer terminal: Desafío pendiente para el Perú. Anales de la Facultad de Medicina, 179-180.
• Asociación Española contra el Cáncer. (2011). ¿Qué es la quimioterapia? Madrid: Asociación Española Contra el Cáncer.
• Wallington, M., Saxon, E., Bomb, M., Smittenaar, R., Wickenden, M., McPhail, S. y Dodwell, D. (2016). 30-day mortality after systemic anticancer treatment for. The Lancet Oncology, 1203-12016.