Javier Urroz G. - Estudiante de la carrera de Ingeniería Química

Los combustibles fósiles y todos sus derivados han sido un tema sumamente polémico en los últimos años, que ha generado diferentes discusiones como el hecho de si es posible reemplazarlos con combustibles alternativos existentes, así como la controversia por el costo ambiental que representa la obtención de estos combustibles. Por ello, es importante conocer a fondo los aspectos relacionados con el mismo. En Costa Rica, la polémica a causa de este tema no ha sido una excepción, debido a la interrogante que existe de si tiene sentido la exploración de combustibles fósiles en el país y a que, en efecto, la exploración de combustibles fósiles sí tiene sentido dado el gran impulso económico que representaría para el país.

Actualmente, Costa Rica invierte un monto aproximado de 2 200 millones de dólares por año en la importación de petróleo, lo cual representa un costo extremadamente alto (Guzmán, 2014). Según la revista Oil & Gas Journal, el 90% del petróleo del mundo se produce a un coste menor a 20 dólares el barril, mientras que el país lo compra a 125 dólares. Si Costa Rica hubiera logrado producir y refinar petróleo a un costo promedio de 20 dólares el barril, para el año 2014 el costo aproximado de abastecer la demanda de combustibles del país habría sido de 400 millones de dólares. Esto quiere decir que el país se hubiera ahorrado 1 800 millones de dólares (Roldán, 2018), lo cual expone claramente que, si se sigue este curso, este mismo permitirá solventar el déficit fiscal actual y dinamizar la economía.

No obstante, a pesar del progreso económico que representa, hay que tomar en cuenta el costo ambiental que implica la exploración y explotación de estos combustibles, pues utilizarlos conlleva la deforestación de miles de hectáreas y la perforación de las tierras para excavar pozos. Y, a pesar de que en los países centroamericanos se están realizando mayoritariamente actividades de exploración, esto no quiere decir que sean de menor impacto para el ambiente, ya que este tipo de actividad también requiere de perforaciones importantes y deforestación.

Además, estas exploraciones se han dado en bloques petroleros que pertenecen a territorios indígenas localizados en el cantón de Talamanca, al igual que en cuencas como la del Río Sixaola, que forma parte del Parque Internacional La Amistad Caribe (Rodríguez, 2016). Esto debido a que estas regiones son consideradas como las que poseen mayor potencial petrolero del país (Pizarro, 1993), por lo que, efectivamente, la explotación y exploración de combustibles fósiles representa un impacto ambiental significativo para Costa Rica.

Si bien es cierto la exploración de combustibles fósiles conlleva un costo ambiental para el país, la realidad es que se provocaría un daño ambiental relativamente bajo. De acuerdo con el ingeniero Carlos Roldán, en el 2014, una vez que se termina con la explotación, se retira la maquinaria y el terreno se puede recuperar; a diferencia de una planta hidroeléctrica donde el embalse causa que esto no sea posible. Además, el ingeniero agrega que, según el Ranking de la Universidad de Yale, el 83% de los países con mejor desempeño ambiental que Costa Rica son productores de petróleo, por ejemplo, Noruega, que produce hasta 40 veces el consumo de Costa Rica.

Como se mencionó en el presente artículo, si Costa Rica produjera y refinara combustibles fósiles, se tendría un ahorro de 1 800 millones de dólares, debido a la gran inversión que hace el país para importar los combustibles. A pesar de que esta actividad posee un costo ambiental que podría perjudicar el desempeño ambiental del país, gracias a investigaciones realizadas en los últimos años, se sabe que el impacto en el medio ambiente no sería tan significativo y que puede compensarse fácilmente. Esto se ha demostrado en países que poseen un desempeño ambiental muy superior al de Costa Rica y que, sin embargo, son productores de petróleo. Tomando en cuenta estos aspectos, es posible deducir que el impacto ambiental que conlleva es bajo y que el impulso económico que representaría sería bastante elevado. Por lo tanto, sí tiene sentido realizar exploración y explotación de combustibles fósiles en Costa Rica.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.