Ignacio Altamirano, Adrian Boniche, Mattia Masanes y Hugo Villegas -Estudiantes de la carrera de Publicidad

La publicidad está viviendo una transformación donde la metodología tradicional está tomando un cambio hacia lo digital. Las mismas empresas que no lo supieron aprovechar en su momento, ahora se encuentran obligadas a adaptarse a este cambio para seguir en el mercado.

Es poco incómodo saber que la información personal de no solo del lector de este artículo, sino de cualquier persona o ente registrada en una red social está sujeta a la venta. Cambridge Analytica se encargó del comercio de información para “fines académicos”, a pesar de que los usuarios no estaban convencidos de esta excusa. Esos datos se transformaron en una base de acceso para múltiples empresas de investigación que requieren de esta información “legal”, según ellos, para el desarrollo de aplicaciones a las masas. Desde likes hasta textos, fotos y videos, todo se registra y se manipula para la escogencia de noticias relevantes a gusto único de cada persona. Y, como es de esperarse, ninguno de nosotros recibe un solo centavo por nuestra información.

Podemos ver las redes sociales como un mundo virtual donde nuestras mentes ocupan gran parte del día. Hoy las marcas más importantes del mundo las utilizan para obtener millones de dólares ya que, por medio de sus algoritmos, es mucho más sencillo segmentar sus campañas. Una manera más sencilla de verlo es la siguiente: imaginemos que en medio San José centro tuviésemos unos lentes que nos permiten iluminar a las personas que estuviéramos buscando por medio de una segmentación detallada. Así de simple es cómo funcionan las redes sociales. Esta es la razón por la que miles de empresas las están viendo como una mina de oro, ya que, solo en Facebook, se almacenan bases de datos de más de dos billones de usuarios.

La pregunta ahora sería ¿cómo hago para segmentar las campañas publicitarias en las redes sociales a nichos de interés? Para esto fue inventado Facebook Manager, una herramienta que todo publicista debería conocer, pues Facebook la ofrece completamente gratis para realizar distintas actividades relacionadas con el marketing digital. Entre las opciones de la herramienta de estadísticas del público, se permite hacer un estudio de las tendencias que vayamos a seleccionar, tanto en los seguidores de nuestra página como en la de todos los suscriptores que posee la página en Facebook. Con un par de clics, conoceremos el alcance que nuestro anuncio puede obtener. Una vez estudiados y analizados los resultados, podemos buscar la opción de Administrador de anuncios donde la misma plataforma nos pedirá escoger, entre otras cosas, las métricas que buscamos sobre nuestro anuncio. Un ejemplo es el tráfico de interacciones con posteos y media (engagement), y cantidad de menciones respecto a mi marca, para así contrastar los comentarios positivos con los negativos y crear una base de datos a partir de los resultados. La utilidad de todo esto reside en redirigir los datos a la implementación de estrategias dedicadas a nichos con necesidades específicas, de esta forma se provee fidelidad apoyada con resultados relacionados directamente al público de interés.

En el siguiente paso, la herramienta nos pedirá que segmentamos nuestro anuncio geográficamente, así dirigimos la publicidad únicamente a los sectores que nos interesen. En mi opinión, esta particularidad es la más importante ya que, de esta forma, Facebook mostrará nuestros anuncios a las personas que crea que concuerdan con la segmentación que elegimos y, a partir del presupuesto que invertimos en la campaña, se encargará del resto. Estamos hablando de una herramienta que se encuentra al alcance de cualquiera y que cualquier publicista hace 20 años hubiese encontrado de mucha utilidad. Las bases de datos disponibles solventan la falta de conocimiento sobre las tendencias en las masas, así se logra asegurar estrategias fundamentadas en datos que respaldan su dirección.

Facebook cuenta con más de 2 mil millones de usuarios activos y, hablando de minería de datos, podríamos decir que es el lugar perfecto en el cual enfocar los negocios. Conocer las herramientas que nos brindan hoy en día estas plataformas y, además, saber cómo utilizarlas, son base para poder trabajar de la mejor manera en esta nueva era digital. Saber cómo aprovechar esta población y segmentarla para poder llegar a las personas que queremos es algo que hace años ni siquiera nos hubiéramos imaginado. Por lo que conocer estas herramientas es crucial para adaptarse a esta nueva era.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.