Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Señala don Javier Francisco Cambronero Arguedas, en su artículo Tío Conejo: tan corrongo y pochotón, que “en el recién concluido mes de marzo, se han cumplido sin celebración alguna, los cien años de la publicación de Los Cuentos de Mi Tía Panchita, obra culmen de las dos veces Benemérita de la Patria Carmen Lyra (María Isabel Carvajal)”. También insta a las autoridades del Ministerio de Educación Pública y el Ministerio de Cultura a rescatar “tan importante e histórica conmemoración” antes del 13 de mayo, fecha en la que se recordaría el fallecimiento de la escritora, en la Ciudad de México, hace cerca de setenta años.

Debe aclararse a don Javier y a la opinión pública que sí se recordó el centenario de la obra de Carmen Lyra gracias al trabajo colaborativo e interinstitucional de la Universidad de Costa Rica (UCR); la Academia Costarricense de la Lengua; la Biblioteca Nacional del el Sistema Nacional de Bibliotecas (SINABI), perteneciente al Ministerio de Cultura y Juventud y la Editorial Costa Rica.

Se había planeado hacer una ceremonia en la Biblioteca Nacional el 2 de abril de 2020 y se llegó a diseñar la tarjeta de invitación, la cual nunca se pudo publicar pues las instituciones mencionadas respondieron al deber cívico de acatar las directrices del Gobierno de la República para evitar el contagio del virus que ocasiona la enfermedad COVID-19. Como bien se sabe, no se podía hacer ninguna reunión física de personas.

No quisimos que la situación de la pandemia mundial nos detuviera y, gracias al esfuerzo de la Biblioteca de la Facultad de Educación de la UCR se realizó una ceremonia virtual, en la que se llevó a cabo una conferencia y se analizó el contexto cultural, político y educativo de 1920, año de publicación de la obra, y se presentaron cuentos narrados por una estudiante, graduada de la Escuela de Artes Dramáticas, colaboradora de la Biblioteca de la Facultad de Educación.

Durante el mes de abril, casi a diario, se han dado a conocer cuentos del libro, entre ellos, los narradores profesionales Ana Coralia Fernández y Rodolfo González. Las instituciones mencionadas auspiciaron este encuentro virtual pues creen que una obra como Los cuentos de mi tía Panchita, no solo constituye un texto pionero de la literatura infantil costarricense, también es emblema de la identidad nacional y es uno de los textos que mejor nos retrata como seres humanos. Esta experiencia quedó debidamente grabada y ustedes la pueden encontrar fácilmente en el portal de videos YouTube.

Con varios meses de anticipación, habíamos seleccionado el 2 de abril de 2020 como la fecha ideal para conmemorar el centenario por dos motivos: Se hizo una primera mención del libro Los cuentos de mi tía Panchita el 1° de abril de 1920 en una nota publicitaria aparecida en Repertorio Americano, Vol. 1, N° 16. Asimismo, desde 1967, la organización International Board on Books for Young People (IBBY) denominó el 2 de abril, natalicio del escritor danés Hans Christian Andersen, como el Día Internacional del Libro Infantil.

La Biblioteca Nacional actualizó, durante este mes, la exposición virtual “Carmen Lyra”, la cual se encuentra disponible actualmente.

En esa página, el público encontrará la edición completa de Los cuentos de mi tía Panchita ilustrada por Juan Manuel Sánchez, dos trivias para niños, imágenes de reconocidos artistas costarricenses y las portadas de las ediciones de esta obra que posee la Biblioteca Nacional.

Debe acotarse que la Editorial Costa Rica, empresa pública del Estado, perteneciente al Sector de Educación y Cultura bajo la rectoría del Ministerio de Educación Pública, incluyó en su catálogo, por recomendación de la UCR, una edición conmemorativa del centenario de Los cuentos de mi tía Panchita. Esta obra, aparte de contener las ilustraciones que el artista Juan Manuel Sánchez elaboró en 1936, posee un estudio introductorio y un desplegable en el que se reproduce, a manera de un facsímil, la portada de 1920 y los textos que sobre ella se dieron a conocer en diferentes números de Repertorio Americano, escritos por los escritores nacionales Carlos Luis Sáenz y Manuel González Zeledón (Magón) y el filósofo mexicano Alfonso Reyes.

El Canal UCR grabó un programa especial en el que se recogió apreciaciones de la ilustradora Ruth Angulo, la narradora oral Ana Coralia Fernández, el escritor Alfonso Chase y mi persona e hicieron tomas en sitios por donde transitó la escritora, como la Estación del Atlántico, el Edificio Metálico o el Colegio Superior de Señoritas.

En el programa “Compartiendo la palabra”, de Radio U, también se grabó un especial en el que los investigadores Gustavo Naranjo y mi persona dialogamos sobre la obra.

Estos programas saldrán al aire oportunamente y se realizan gracias a un notable esfuerzo institucional que, lejos de ser ignorado, debería ser divulgado por los medios nacionales, públicos y privados, que apoyan la cultura.

Se confirma así que la UCR, el Ministerio de Cultura y Juventud representado por el SINABI y el Ministerio de Educación Pública, por medio de la Editorial Costa Rica, se unieron para conmemorar el centenario de la emblemática obra de Carmen Lyra a pesar de las circunstancias de pandemia mundial.

Cuando las autoridades competentes lo permitan, organizaremos una ceremonia y rendiremos el homenaje presencial que merecen la escritora y su editor, Joaquín García Monge. Por supuesto, don Javier Cambronero y usted estarán cordialmente invitados.