Aunque las anteriores Asambleas Legislativas han trabajado con reglamentos estrictos y una gran cantidad de comisiones, los actuales congresistas no están dispuestos a que eso siga funcionando así.

Las jefaturas de fracción, durante su reunión semanal de los jueves, discutieron la necesidad de realizar una reforma estructural a la Asamblea Legislativa para priorizar la profundidad de las discusiones por sobre la cantidad de leyes aprobadas, mejorar la calidad del control político y hacer más eficiente el trabajo en las comisiones legislativas.

Pilar Cisneros Gallo, jefa del oficialismo, llevó una propuesta informal a la reunión poniendo como contexto la circunstancia de que Costa Rica tiene un Parlamento de tamaño pequeño (57 personas) y gran cantidad de comisiones permanentes (24), versus lo que ocurre en otras latitudes. Por ejemplo, España —afirmó— con 350 diputados tiene 17 comisiones permanentes; Italia con 650 diputados y 315 senadores tiene 14 comisiones; Chile con 155 diputados...