Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio.

A razón de las dos artículos de opinión en la sección Teclado Abierto recientes, publicadas en Delfino.cr tituladas “Evitemos caer en la trampa estadounidense contra el vapeo” y “El vapor está nublando la credibilidad del Ministerio de Salud”, donde se critica el rol regulatorio del Ministerio de Salud ante los cigarrillos electrónicos, y se usa evidencia de dudosa procedencia que “apoya” el vaping, Jeancarlo Córdoba, profesional de la Salud Pública, respondió resumiendo las grandes incertidumbres detrás de esta pseudo-evidencia que se repite una y otra vez en los que apoyan el vaping.

No es extrañarse de estas tácticas del uso de la mala información y la creación de la duda para mantenerse en el mercado y esquivar regulaciones en salud. Ya lo vimos por décadas por parte de las industrias tabacaleras y los famosos mercaderes de la duda. El mismo truco, diferente producto.

Tampoco es de extrañarse que detrás de estas tácticas estén las mismas tabacaleras. Recientemente, Juul, la compañía de cigarrillos electrónicos mas grande del mundo fue comprada en gran parte por nada mas y nada menos que… Altria, la compañía madre de la infame Philip-Morris. Vuse, la segunda compañía en popularidad, con el 10% de la cuota de mercado a fines de 2018, es propiedad de Reynolds American Inc., que fue adquirida por nuestra querida British American Tobacco en el 2017.

No es nada raro, entonces, pensar que no hace más de dos meses el mismo CEO de Juul, Kevin Burn, saliera en televisión nacional abierta en Estados Unidos pidiendo a la población que no usara su producto. "Don't vape. Don't use Juul" dijo en la entrevista. Esto después de que la CDC y la FDA (los entes de regulación de Estados Unidos en salud pública) “regañara” a la compañía por usar tácticas de mercadeo con información falsa y dirigidas a adolescentes. Solo del 2017 al 2018, 1.3 millones más de adolescentes en ese el país del norte empezaron a usar cigarrillos electrónicos. Vaya, vaya, juzguen ustedes mismos, vean las imágenes que suelen usar para promocionar sus productos. Advertencia: Cuidado se antojan de nicotina con sabor mango, a frutas mixtas, o a menta.

Cabe pensar entonces que algo anda mal con esta moda. Y sí, sí lo está. ¿Pero saben quién puede llegar a ser el más beneficiado de que la industria de los cigarrillos electrónicos se regule de manera feroz y fracase? Pues las mismas tabacaleras. No solo estarían deshaciéndose de su más dura competencia, pero existe ya evidencia que: el uso de cigarrillos electrónicos es un riesgo para empezar a fumar cigarrillos de tabaco, y si se llegarán a prohibir los cigarrillos electrónicos, ese usuario, ya dependiente de la nicotina que consigue con el vapeo, ahora la tendrá que conseguir en otro lado... ¿Dónde? Pues, volviendo o pasándose a la cajetilla diaria de su marca de preferencia…