Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Esta semana el máximo personero de la salud del país, saltó a las cámaras emitiendo una recomendación nacional basada en un estudio del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en ingles). El Ministro de Salud de Costa Rica afirma:

  1. No utilizar vaporizadores.
  2. CDC emitió alerta de un síndrome pulmonar (1888 casos) asociado a dispositivos electrónicos que administran o no nicotina. Se registran 37 muertes al 29 de octubre.
  3. El Ministerio de Salud dará la indicación para que empiece a vigilarse dicho síndrome en toda la población (en buena hora que empiecen a realizar estudios para obtener información científica).
  4. El vapor que exhalan los usuarios de estos dispositivos tiene partículas ultra finas, químicos y metales pesados que pueden ser dañinos.
  5. Autoridades no aprueban estos dispositivos como método de cesación del fumado.
  6. El Ministerio de Salud apoya las iniciativas que busquen regular o prohibir el uso de estos dispositivos en lugares públicos.

Por otro lado, el 8 de noviembre el CDC presenta una actualización de los estudios relacionados con las muertes y síntomas asociados al uso de vaporizadores y cigarrillos electrónicos (CDC, FDA realizan estudios que se encuentran en proceso), donde se menciona que en TODAS las muestras de líquido pulmonar analizado se ha encontrado acetato de vitamina E, que es un aditivo presente en algunos productos que contienen THC (Tetrahidrocannabinol). Lo anterior sumado a que algunas sustancias químicas preocupantes relacionadas a cigarrillos electrónicos o vapeo no fueron detectadas en las muestras de líquido pulmonar, hacen presumir que las muertes están relacionadas al THC y no a los líquidos comerciales de vapeo.

La CDC recomienda no utilizar productos de cigarrillos electrónicos o vapeo que contengan THC, no comprar productos en la calle y no modificar ni agregar sustancias a los productos de cigarrillos electrónicos o vapeo, finalmente recomiendan tener precaución con el uso de los cigarrillos electrónicos o vapeo.

En resumen; el CDC afirma que los estudios apuntan a que el acetato de vitamina E, el THC y productos del mercado negro son los responsables de los casos presentados y esto evidencia que al igual que cualquier producto, el manejo inadecuado de los cigarrillos electrónicos y vapeo puede generar serias consecuencias.

Existe un mercado legal de líquidos para vapeo que cumple con los rigurosos controles estadounidenses y con el registro sanitario en Costa Rica, estos productos no están vinculados con los casos mencionados.

Evidentemente el mensaje del ministro dista de lo indicado por las autoridades que han realizado los estudios científicos. Muy preocupante que el Estado costarricense, realice afirmaciones falseadas, sesgadas y carentes del rigor científico exigido, que malinforman a los costarricenses y afectan a una insipiente actividad económica cuyos consumidores reportan beneficios asociados.

Resulta aún más desconcertante que la Asamblea Legislativa propongan un impuesto a los productos de vapeo para “enfrentar los efectos”, cuando al día de hoy dichos efectos no han sido determinados, eso sí, el ministro en este punto si fue claro: el Ministerio de Salud no ha realizado un solo estudio, puesto que recién se da “la indicación de que se empiece a vigilar el síndrome”.