Este artículo representa el criterio de quien lo firma. Los artículos de opinión publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de este medio. Delfino.CR es un medio independiente, abierto a la opinión de sus lectores. Si desea publicar en Teclado Abierto, consulte nuestra guía para averiguar cómo hacerlo.

Estoy sorprendido una vez más con el manejo y volatilidad que nos muestran las autoridades respecto a la  problemática del abastecimiento, la exportación, el transporte centroamericano y los detalles a resolver: la situación de fronteras, aduanas, del no-trueque diplomático, de la protección ante dispersión del COVID-19, competitividad ante costos alternativos, el sentido común, etc.

Me pregunto por qué si en pleno siglo XXI el desarrollo de la logística de transporte de cargas ha alcanzado altos estándares de eficiencia en nuestros puertos*, a nuestros especialistas, gobernantes y a los empresarios sin duda, les toma más de 6 años identificar si el uso de un ferry-transbordador sería una alternativa ventajosa para todos”.

Se dice que este ferry trasladaría también los cabezales (lo que implica 6 a 10 toneladas de peso innecesario). Lo que no se dice es que en Golfito (la alternativa que ahora se maneja) se carece de infraestructura como predios, servicios aduaneros y de salud apropiados para tal tránsito; estamos hablando de 100 contenedores y sus conductores cada 120 horas... asumo que en dos direcciones (5 días.)

El retorno de Puerto Golfito a San José (340 Km)

Aunque en Europa el costo por transporte terrestre de contenedores, es menor a $0,8 por kilómetro, en nuestro país esta tarifa va de $1.8 a $4 por km y no dudo que el traslado de Golfito a San José alcance la tarifa del ferry, y terminemos usted y yo cubriendo esos costos, además de los costos de “escolta” y atenciones de estos transportistas. 

Recuerdo las iniciativas de Puerto Quetzal desde 2015, de incentivar el tránsito de Contenedores TDMC (Transito Marítimo a Corta Distancia), evitando movilizar cabezales (35-50% peso en cada viaje), menor desgaste en nuestras carreteras, bajo controles y equipos de normal operación en Puerto Caldera, zona portuaria con un sinnúmero de agencias aduanales con sus propios predios, un destino a solo 87 Km de San José, y además de una tarifa Caldera – San José de mucho menor costo. Y quizás… con el mayor de los beneficios: mínimo riesgo de contagio y transmisión del COVID-19. 

Lo que sí me ha quedado claro es que a razón de 100 camiones por viaje cada 6 días, este medio, esta alternativa, no resuelve ningún problema a corto ni mediano plazo.

* Nota: Un Buque de Contenedores pequeño, transporta 8.000 Ton por viaje 400 Contenedores TEUS y puede realizar dos viajes por semana.