Por María Ximena Páez - Estudiante de la carrera de Administración de Negocios

¿Cómo lograremos permanecer en la nueva industria que se está desarrollando con el paso del tiempo? Debemos tener claro que poco a poco fueron surgiendo la Primera, Segunda y Tercera Revolución, las cuales fueron trayendo distintos aportes a la Sociedad. Pero con la llegada del internet en el 2010 surge la Revolución 4.0. Se da la conectividad y la inteligencia artificial, la cual nos lleva a utilizar sistemas cibernéticos y robots, dejando como desafío el comportamiento de los seres humanos y cómo se llegarán a adaptar a esta transformación. (Observatorio de Recursos Humanos, 2019).

Uno de los retos más grandes que se encuentra en esta industria es la disrupción digital. El Observatorio de Recursos Humanos (2019) explica que es el proceso de cambio que ocurre cuando las tecnologías emergentes y los nuevos modelos de negocio afectan la propuesta de valor de bienes y servicios existentes. Los nuevos modelos de negocios creados por las nuevas generaciones están cambiando la industria y los procesos con los cuales organizaciones existentes ya venían trabajando. Por este cambio, las compañías deberán adquirir nuevas metodologías para continuar en esta industria.

Los principales tipos de inteligencia que se deben aplicar para la disrupción digital son la inteligencia emocional, inspirada, física y contextual. Estos tipos de inteligencia se basan en cómo nuestros sentimientos, emociones y actitudes afectan el relacionarnos con los demás compañeros de trabajo y lograr los objetivos esperados. Otra responsabilidad que deberá tener el líder es el “Digital Mindset”. El primer paso para crearlo y poder aprovechar la industria 4.0 es alinear el propósito personal, corporativo y que el líder pueda asumir nuevas capacidades (Schwab, 2016).

Las nuevas capacidades de un líder digital se componen del agilismo, la inteligencia contextual y el customer experience, cada uno de estos elementos son importantes para que un líder pueda asumir un buen rol. El agilismo pretende alcanzar buenos resultados con rapidez o en cierto tiempo, siempre y cuando no pierda la calidad del trabajo. Cabe mencionar que la importancia de la agilidad organizacional se refiere a ser tolerante, adaptable y flexible, entre otras; al optar por estas cualidades, crean eficiencia y productividad en las nuevas categorías laborales, desarrollando servicios y bienes para los clientes (Observatorio de Recursos Humanos, 2019).

También se toman en cuenta los pilares de los líderes como impulsores del cambio. El líder debe jugar un papel importante para poder lograr una gestión de cambio a través de las personas, lograr entender lo que está pasando y tomar el control de sus decisiones personales. (Observatorio de Recursos Humanos, 2019).

Existen 3 conductas para que un líder ejecutivo sobresalga con una buena gestión de cambio, factor crítico para la buena organización ágil. La primera es la participación activa y visible durante el proyecto. Debe estar presente en todo momento y tener pasión. La segunda es la capacidad de construir unión con sus colegas, tener una cultura de colaboración e identificar las características de cada uno para poder asignar roles. Por último, tener comunicación directa con los colaboradores, es decir, hacerlo cara a cara. Se requiere una conducta retadora, una personalidad particular para ser efectivos en el cambio, vender sus ideas y lograr convencer a otros (Observatorio de Recursos Humanos, 2019).

El líder ejecutivo da un gran aporte para mejorar esta industria, es un balance entre él y contar con un equipo activo, comprometido, involucrado y presente. En este sentido, es fundamental la capacitación de los empleados, ya que esto les permite evolucionar personalmente hacia nuevos perfiles y aprovechar mejor la industria, donde sea prioridad para las compañías invertir en programas formativos para desarrollar estas nuevas capacidades de gestión y así poder llevar la empresa cada vez más al éxito. (Ministerio de Industria, Energía y Turismo, 2016).

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias:
• Ministerio de Industria, Energía y Turismo. (2016, 28 de abril). ¿Estamos preparados? Competencias profesionales para la Industria 4.0.

[video]

. YouTube. https://www.youtube.com/watch? v=iPsDiB13j28

• Observatorio de Recursos Humanos. (2019, 11 de abril). El rol del líder ejecutivo en la 4ª Revolución Industrial

[video]

. YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=yURTrwm8G54&t=1369s

• Schwab, K. (2016). La cuarta Revolución Industrial, Klaus Schwab, resumen. https://julianmartinezbartolome.com/tag/inteligencia-contextual/