Ante las criticas por los resultados del proceso de admisión 2020-2021 del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC) que se han dado en redes sociales y las dudas de cómo se determinó quiénes serán elegibles para ingresar a las carreras de la institución, el TEC trató aclarar el panorama mediante un comunicado de prensa en el que defendió el mecanismo alternativo que se aplicó para la admisión del próximo año.

Según señalaron las autoridades universitarias, debido a la pandemia de la COVID-19, el TEC tuvo que prescindir de realizar el tradicional examen de admisión presencial, que se realiza cada año en todo el país y en en el cual participan todas las personas interesadas en ingresar a la institución educativa.

Bajo el sistema tradicional, la nota del examen de admisión se pondera con las calificaciones de los estudiantes de su penúltimo año y los primeros dos trimestres del último grado de colegio, y se estandariza en relación a todas las personas que realizaron el examen en un mismo periodo, otorgando así una nota de admisión que va de 200 a 800 puntos, y con base en la cual se asignan los cupos disponibles.

Este año, por la situación sanitaria a nivel nacional, el Consejo Institucional del TEC tomó la decisión de implementar un mecanismo de selección alternativo para cuidar la salud de las personas aplicantes, utilizando solamente las notas de décimo año para estudiantes de colegios académicos y décimo y undécimo para los colegios técnico profesionales.  Adicionalmente, el proceso extraordinario de selección consideró otros tres elementos principales:

  • Tipo de colegio de procedencia según su modalidad, horario y financiamiento.
  • Lugar de residencia del estudiante solicitante.
  • Cupo institucional en carrera solicitada para 2021.

El rector del TEC, Luis Paulino Méndez Badilla, publicó un video en el que explicó el proceso de admisión y destacó el compromiso de la institución con todos los sectores de la sociedad, en particular con los sectores más vulnerables, al tiempo que enfatizó en la transparencia en el proceso de admisión.

La principal crítica de los usuarios en redes sociales es que el nuevo sistema de distribución provocaba que alumnos con bajas notas desplazaran a estudiantes con mejores calificaciones.

Según la explicación de Méndez, la confusión yace en la división de estudiantes a partir de cuatro grupos (A, B, C y D). Dichas agrupaciones se definieron a partir de la modalidad, horario y financiamiento de cada centro educativo.

  • Grupo A: Colegios nocturnos, liceos rurales, telesecundarias, colegios en zonas indígenas, educación de adultos y programas de educación abierta.
  • Grupo B: Colegios públicos técnicos.
  • Grupo C: Otros colegios públicos (excepto los mencionados en A y B, que también incluyen humanísticos, científicos, experimentales bilingües públicos).
  • Grupo D: Colegios privados, subvencionados y extranjeros.

Adicionalmente, según habían anunciado desde el TEC en setiembre, para cada una de las categorías se definieron subgrupos por provincia de residencia del solicitante para obtener un porcentaje de distribución para cada uno de los 28 subgrupos. En el comunicado del día de hoy Méndez enfatizó que, con el modelo de admisión utilizado, "las notas entre grupos no son comparables entre sí".

El cambio en el sistema significa que los estudiantes no compitieran con toda la población estudiantil para ingresar a una carrera, sino que únicamente competían con aquellos estudiantes que pertenecían al mismo grupo, y cada grupo recibió una cuota de cupos proporcional a la cantidad de estudiantes que solicitaron ingresos.

Según el sistema de admisión del TEC los estudiantes con nota superior a 520 puntos podían concursar para un cupo en un carrera específica, por lo que el ser admitidos también dependían de la demanda que tuviera cada una de las carreras, visto que los cupos se repartieron proporcionalmente, según la cantidad de estudiantes de cada grupo concursando por una carrera.

De esta forma, y según los datos proporcionados por el TEC a La Nación, la distribución de los estudiantes admitidos fue de la siguiente manera:

  • Grupo A: De  2.420 solicitantes 1.469 (60.7%) tuvieron una nota superior a 520, y 258 obtuvieron un cupo, 17,5% de los elegibles.
  • Grupo B: De 4.395 solicitantes  2.919 (66.42%) tuvieron una nota superior a 520, y 504 obtuvieron un cupo, 17,2% de los elegibles.
  • Grupo C: De  9.596 solicitantes 6.349 (66.16%) tuvieron una nota superior a 520, y 1.013 obtuvieron un cupo, 15,9% de los elegibles.
  • Grupo D: De 5.427 solicitantes  3.792 (69.87%) tuvieron una nota superior a 520, y 554 obtuvieron un cupo, 14, 6% de los elegibles

Así, por ejemplo, aunque el Grupo C (que incluye al Sistema de Colegios Científicos que suelen tener las calificaciones más altas del país en los exámenes de admisión) tuvo la mayor cantidad de estudiantes que obtuvieron un cupo, también era el grupo con mayor cantidad de solicitantes y su porcentaje de estudiantes que lograron un cupo fue levemente menor al de los Grupos A y B, mientras que para el Grupo D (Colegios Privados) su porcentaje de estudiantes elegibles fue el más alto de los cuatro grupos, pero tuvo el porcentaje más bajo de estudiantes que obtuvieron un cupo.

Las autoridades del TEC informaron que las personas que deseen apelar formalmente el resultado, pueden hacerlo hasta el próximo viernes 13 de noviembre. La apelación se realiza mediante el correo: admision@tec.ac.cr