Por Janekeith Durán – Estudiante del Diversity Club

Para empezar a abordar el tema, es clave explicar lo que estipula la Declaración Universal de los Derechos Humanos en el artículo 18 (ONU, 1948): “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.”

Con esto se puede que comprender que, claramente, la libertad religiosa y de creencias nos lleva a un tema no solo religioso, sino también espiritual que no necesariamente está ligado a la práctica de alguna religión. Además, muchas personas no están conscientes o no saben la diferencia entre estos.

“(…) la espiritualidad tiene que ver con las fuerzas fundamentales que impulsan nuestras vidas, nuestros amores, pasiones y preocupaciones más profundos. Es la fuente de nuestro sentido de significado y de nuestra voluntad de vivir, el origen de nuestros deseos, valores y sueños más profundos. La espiritualidad es entonces, no una cosa aparte de nuestras vidas sino que es la fuente de energía fundamental que alimenta todas nuestras emociones, relaciones, trabajo y todo lo demás que consideramos significativo.” (Crumley, Dietrich, Kline, May, 2004, p.1)

Por otra parte, la Real Academia Española (2019) define la religión como “conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales, principalmente la oración y el sacrificio para darle culto.”

Dentro del mismo contexto de religión y espiritualidad surge la pregunta ¿qué es una persona espiritual pero no religiosa? John Blake (2010), en un artículo para Expansión, realiza una gran variedad de entrevistas a autores en las que la mayoría afirman ser SBNR (Spiritual But Not Religious, sus siglas en inglés). Por ejemplo, BJ Gallagher menciona que se considera SBNR “porque la religión organizada inevitablemente se degenera en luchas de poder, egos y conflictos de dinero”. Nazli Ekim, dice que llamarse a sí misma espiritual en vez de religiosa es “su forma de hacerse responsable de sí misma”.

Para concluir el tema, según lo expuesto anteriormente, una persona religiosa se destaca porque normalmente se adhiere a una doctrina o código de conducta ética que surge de estas enseñanzas religiosas, y que observa o se guía por un conjunto de rituales o prácticas religiosas; mientras que una persona espiritual no requiere de obedecer una religión organizada, no tiene estructuras jerárquicas. Es algo completamente personal que depende de la acción del espíritu de cada persona, es decir, del desarrollo de las capacidades del espíritu (Bianchi, 2008).

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
• Bianchi, R. (2008). Espiritualidad y práctica clínica. Jornada anual del Capítulo de Psiquiatría y Espiritualidad.
• Blake, J. (2010). Ser ‘espiritual pero no religioso’ ¿implica algún problema? Expansión. Recuperado de https://cnnespanol.cnn.com/2014/02/26/buenas-noticias-acerca-de-lo-espiritual-per o-no-religioso/
• Crumley, C. Dietrich, B., Kline, A. y May, G. (2004). ¿Qué es la espiritualidad contemplativa? Shalem.org. Recuperado de http://shalem.org/wp-content/uploads/2016/10/staffmonograph_spanish.pdf
• Organización de las Naciones Unidas. (1948). Declaración Universal de los Derechos humanos. Recuperado de http://www.un.org.
• Real Academia Española. (2019). Diccionario de la lengua española, 23.ª ed., [versión 23.3 en línea]. Recuperado de https://dle.rae.es