Por Dylana Sánchez Pereira y Jenssy Sambrana Moreira Estudiantes del Diversity Club

Si alguna vez has escuchado el poema “Me gritaron negra”, te podrás haber preguntado ¿cuál es la historia que hay de fondo? Victoria Santa Cruz nació en La Victoria, Perú, en 1922, esta artista afrodescendiente es la autora del poema “Me gritaron negra”, publicado en 1978. Para ese entonces, ella tenía cincuenta y seis años. Por medio de las palabras de este poema ella narra la manera en que se dio cuenta, a la edad de cinco años, cómo, en la percepción de las demás personas, ella era “diferente”, y que, mientras iba caminado por la calle de su barrio, le gritaron “negra”. Luego de sentir rechazo hacia ella misma y un deseo de cambiar las cosas, logra aceptarse a sí misma, a su radiante color de piel y se siente orgullosa de ser tal cual era (De Diego, 2018).

En su infancia, Victoria fue víctima de rechazo y discriminación no por parte de desconocidos, sino de sus propios amigos de infancia. Todo acontece cuando una niña nueva, de tez blanca y cabello rubio, llegó al barrio, la cual al momento de ver a Victoria expresó: “Si la negra quiere jugar con nosotros, yo me voy”. En ese preciso momento, sus amigos le pidieron que se retirara, literalmente fue echada y despreciada. Es en ese instante cuando ella decide plasmar en un pequeño cuaderno lo que sintió en ese día. Para ese entonces Victoria no sabía el impacto que tendría la palabra negra en su vida y mucho menos en la vida de las demás personas, y no se refería a su color de piel, sino a lo que eso implicaba ser, narra ella misma (De Diego, 2018).

Posteriormente a este acto Victoria nunca olvidó lo que esa situación le hizo sentir, pero, en vez de victimizarse o buscar culpables, decidió usar ese sufrimiento para enaltecer su cultura y el hecho de ser negra: “Nunca olvidé la importancia de sufrir. Esa niña estimuló algo en mí y pude descubrir lo que significa defender tus ideas y lo que crees. Sufrí pero descubrí muchas cosas. Empecé a descubrir la vida”. Del acto de racismo vivido en repetidas ocasiones, Victoria comenzó a sentir odio por dicho episodio ya que ella nunca iba a olvidar lo sucedió por lo que fue así como empezó a descubrir la vida.

El poema no solo habla sobre las experiencias vividas por Victoria, sino de todo lo que aquello conlleva, como la discriminación racial sufrida por parte de los afrodescendientes, por lo que todo esto sirvió como base para las luchas sociales en diferentes países latinoamericanos y además en el aspecto feminista también influyó dicho poema (Tinoco, 2005).

Victoria Santa Cruz dejó un legado, una huella en la cultura y bastante marcada en la sociedad. Con su poema logró empoderar a muchas mujeres afrodescendientes a sentirse orgullosas de su color de piel y de sus raíces; el no bajar la cabeza ni mucho menos sentirse menospreciada cuando le griten negra. Su visión y enfoque sirvieron de marco para las luchas sociales en varios países del continente dado que, en la actualidad, este enfoque del poema es usado como un referente natural a la hora de hablar, y también ha sido muy relevante para los movimientos feministas que se hacen por toda Latinoamérica.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
• De Diego, E. (2018). Me gritaron negra. Recuperado de https://elpais.com/cultura/2018/04/18/babelia/1524071090_016242.html#:~:text=Quiz%C3%A1%20para%20llamar%20la%20atenci%C3%B3n,Hammer%20como%20un%20recordatorio%20de
• Tinoco, M. (2005). Un poema para negros que te dejará pensando todo el día. Recuperado de https://www.vix.com/es/poder/187371/poema-para-negros