Por Jorge Gutiérrez – Estudiante del curso de la Escuela de Estudios Generales

Las empresas se enfrentarán, por un lado, a una menor demanda y, por otro, a una posible reducción en la producción, porque no obtienen materias primas. A todo esto, se añade, continuó, la baja en el precio de las materias primas, lo cual presenta secuelas diferentes entre los latinoamericanos, dependiendo de su papel en el mercado. Así, por ejemplo, la reducción del valor del petróleo (Hidalgo, 2020).

La economía global está en una situación crucial para el futuro que muestra consecuencias en los negocios y las empresas y, por ello, nos compete a todos, ya que nos afecta a todos. Costa Rica es el país mejor desarrollado en Centroamérica y tiene una tasa de desempleo no tan elevada. Actualmente, se encuentra enfrentado la situación de la solución, reactivación y mejora de la economía, ya que, por el tema del COVID-19, las microempresas, las medianas empresas, las industrias y los negocios, en general, han reportado un cambio masivo en las cifras de sus ganancias. Esto ha ocasionado un efecto en cadena en el cual se va disminuyendo el empleo de cada empresa y con esto menor ingresos a otro negocio de los cuales hacen uso estos trabajadores. Además de la economía y el desempleo actual, tenemos la amenaza de perder materia prima que sustenta las empresas, y esto provoca desempleo: no solo el que se enfrenta actualmente sino a futuro. Lo anterior nos dice que esto puede o no cambiar pronto, por lo que dependerá no solo de las medidas tomadas por los gobiernos donde el principal resultado deberá ser el bienestar económico siempre tomando en cuenta la salud de la población.

Costa Rica fue el país Centroamericano que mejor ha enfrentado esta pandemia preocupándose del bienestar de su población en el área de la salud y el área de economía, esto por las diferentes formas de apoyo a la población como el bono Proteger, que beneficiaría a 612 000 costarricenses. De acuerdo con Trejos (2020) dicha cifra “representa poco más de la mitad de las 1.200.000 personas que ya se encontraban bajo la línea de pobreza antes de la crisis y que podría ser de hasta un 20% mayor debido a la pandemia.

También en el tema de la economía se ha logrado que los diferentes negocios tengan una reapertura escalonada de tal forma que ha logrado una reactivación de la economía, a paso lento, pero se ha logrado. Si bien hay negocios que no han sido parte de estos, al menos han tenido algún tipo de respiro de diferentes formas como la reducción de jornadas laborales sin penalización, apoyo económico o aplazamiento de pagos de impuestos, lo que nos muestra que se ha logrado en la medida que ha sido posible.

En lo personal, considero que la situación económica volverá al punto en el que se encontraba, o incluso mejor; por algo bien dicen que cuando se pierde algo también se obtiene conocimiento. Muchas empresas pueden estar mal económicamente, pero también otras de estas han surgido gracias a la situación, ya sea logrando una correcta adaptación, o bien por medio de una buena implementación de ideas, mostrando de esta forma un panorama positivo, ya que, de cierta forma muchas empresas ayudan y dependen de otras, y con esto se va creando la economía del país. También muchas empresas seguirán acatando las medidas creadas como adaptación, sea por conveniencia o por facilidad.

Finalmente, debemos saber que el resultado de la situación actual depende de toda la población, porque debemos empezar con nosotros mismos: el reactivar la economía debe ser directamente proporcional a evitar contagios como prioridad. En el momento que la pandemia llegó al país, mi familia está emprendiendo un negocio que se vio directamente afectado por la situación actual, pero no por esto nos estancamos: tuvimos que tomar mejores medidas y adaptarnos. Por ello, si la reactivación económica está en nuestras manos, no debemos esperar para iniciar o continuar nuestro emprendimiento. La situación actual es difícil, pero no es imposible de superar: si está en nuestras manos, no debemos esperar a reactivar la economía.

 

MOXIE es el Canal de ULACIT (www.ulacit.ac.cr), producido por y para los estudiantes universitarios, en alianza con el medio periodístico independiente Delfino.cr, con el propósito de brindarles un espacio para generar y difundir sus ideas.  Se llama Moxie - que en inglés urbano significa tener la capacidad de enfrentar las dificultades con inteligencia, audacia y valentía - en honor a nuestros alumnos, cuyo “moxie” los caracteriza.

Referencias bibliográficas:
• Trejos, A. (2020). COVID-19 ante la economía costarricense. Delfino. Recuperado de https://delfino.cr/2020/04/covid-19-en-la-economia-costarricense
• Hidalgo, H. (2020). Impactos del covid-19 en la economía costarricense y mundial. Observatorio de nivel exterior. Recuperado de https://www.uned.ac.cr/ocex/index.php/124-boletines-articulos/556-impactos-del-covid-19-en-la-economia-costarricense-y-mundial